Benito Mussolini

Benito Mussolini
4.9 (98.4%) 25 votos

Fue un personaje destacado en la política de Italia desde los años 1922 hasta el 1945. Su influencia comenzó con algunos movimientos que le hizo ganar la apreciación de personas importantes. Ejerció su poder de forma absoluta afianzado a su ideología dictatorial, siendo conocido principalmente por fomentar y distribuir corrientes fascistas a toda la nación. A continuación, descubre algunos aspectos históricos de este reconocido líder italiano (Imperio Italiano).

Benito Mussolini

Comienzos de Benito Mussolini

Nace el 29 de Julio de 1883 bajo el nombre de Benito Amilcare Andrea Mussolini, en Predappio, ubicada en Italia. Debe su nombre a Benito Juárez reformador de México y a otros socialistas italianos. Entre los aspectos más importantes que marcan su vida se encuentran:

  • Sus padres fueron Alessandro Mussolini, quien era un socialista activista que tenía como profesión la herrería y su madre Rosa Maltoni, ella fue maestra y se destacó por su fe en la iglesia católica.
  • Tuvo dos hermanos Arnaldo y Edvige. Arnaldo Mussolini era su hermano menor, él también fue un político y periodista.
  • Se casó por primera vez con Ida Irene Dalser, en 1914 y tuvieron a su primer hijo Benito Albino. Más tarde, contrae nupcias nuevamente con Rachele Guidi con quien tuvo varias hijas. No obstante, contó con diversas amantes y compañeras como Clara Petacci.
  • Cuando pequeño, sus progenitores creyeron que no hablaba, debido a que lo hizo tarde.
  • Se consideraba ateo tal como su padre.

Trabajó en los institutos escolares de Gualtieri como profesor, con el tiempo, huyó a Suiza para evadir la prestación del servicio militar. Una vez asentado, fue un trabajador, estudió el idioma alemán e inglés y posteriormente fue expulsado por estar activo en tendencias socialistas. Al llegar a Italia, aunque prescindió de la condena por deserción, prestó el servicio militar.

Biografías recomendadas: Napoleón Bonaparte / Mao Zedong / Cristobal Colón

Gobierno de Benito Mussolini

El objetivo principal de este dirigente político fue restituir el orden en toda Italia, de modo que promovió una corriente política de índole nacionalista y totalitaria que suscitó el fascismo. Asimismo, logra crear en mayo de 1919 un ejército político-militar conformado por hombres de experiencia en la guerra, con ideas futuristas conociéndoseles por milicias de camisa negra.

Fue un gobierno caracterizado principalmente al usar la religión y el lenguaje militar para afianzarse al poder. Otros aspectos relevantes de este singular gobierno son:

Inicios

El fin de la Primera Guerra Mundial dejo a Italia sumergida en la hambruna, devastada y muy endeudada. En esta atmósfera aparece Benito Mussolini, quien fue nombrado diputado en 1921 y ministro del rey en 1922. Aunque, predicaba tendencias hacia el socialismo, se inclinó hacia el autoritarismo e ideologías similares a las de Adolf Hitler, hasta que en 1925 se declaró dictador.

Lecturas recomendadas: Gran depresión Crisis de 1929 & Revolución Industrial

il Duce

A esta altura el dirigente fascista se hacía llamar il Duce o el líder. Esto se debe a que había transformado la nación en un sistema tiránico y unipartidista apoyado en el poder del Consejo Fascista, creado y amparado por la seguridad de la nación. Se eliminó el Congreso, fundando órganos de tipo consultivo.

En este régimen, los patrones y personal se establecían en colectividades registradas por el partido que representaban los diferentes sectores económicos. Se conservó el método del capitalismo y aumentaron las atenciones de tipo social, invalidando las federaciones autónomas, así como las protestas.

Predominio del Estado

Personas de la época se encontraban bajo los designios del gobierno, ya que este dirigía los aspectos económicos, políticos y sociales. Se usaba el poder para abusar de la dominación. Además, el uso de símbolos patrios en todas partes fue característica particular de este régimen.

Dominación sobre el pueblo

Este sistema controlaba o dominaba la población a través del miedo y la represión. Por tal razón, los sistemas de comunicación eran controlados donde la información suministrada a la nación debía ser autorizada por el estado. Como todo sistema fascista, los derechos humanos se desconocían y hubo descrédito de la educación superior o las expresiones artísticas.

Pérdida de influencia

La notoriedad de Mussolini se redujo cuando mandó ejércitos como apoyo a la guerra española ocurrida en 1936-1939. También, al hacer alianza con los nazis y publicar leyes en contra de los judíos. Aunque, optó por estar al margen en la Segunda Guerra Mundial, combatió en África contra los sajones, entró en territorio griego y realizó una serie de acciones que lo llevaron a la destitución. Además, fue apresado el 25 de julio de 1943, no obstante, los alemanes lo salvaron unos meses después.

Benito Mussolini y Adolf Hitler

Muerte de Benito Mussolini

Luego de que Alemania experimentara su fracaso en la II Guerra Mundial, el dictador Benito Mussolini, queda sin amparo alguno. Por tal razón, intenta huir al país Suizo con su amante Clara Petacci. En la tentativa, son detenidos por fuerzas italianas y ejecutados el 28 de Abril de 1945. Sus cuerpos se exhibieron en la calle como represalia del daño causado por su gobierno.

En conclusión, Benito Mussolini fue un hombre que dejo huellas en la historia. Lamentablemente, no al ser un héroe, sino por su terrible sistema de gobierno, que oprimió a los menos favorecidos y violó sus derechos humanos.

Leave a Reply