Los tobas son una etnia perteneciente a la cultura Qom, que desde el siglo XVI habitó en la región del Gran Chaco, en Sudamérica.

Actualmente la etnia toba es una de las poblaciones aborígenes más grandes de la Argentina, con 40.000 habitantes originarios, aunque mucho menos numerosa de lo que fue en siglos pasados.

Fotografía de una comunidad toba
Fotografía de una comunidad toba

Originalmente la comunidad Toba se nombraba a sí misma como “Nom Qom”, que quiere decir “nuestra gente” en su lengua mataco-guaicurú.

La denominación de “Tobas” es un nombre de desprecio que impusieron los colonizadores. En guaraní la palabra “toba” significa “de frente amplia”, y hace referencia a la costumbre qom de raparse las cejas y el flequillo.

Ubicación geográfica de los tobas

Hacia el siglo XVII, cuando los españoles llegaron a la región del Gran Chaco, los Qom habitaban costeando los ríos Bermejo y Pilcomayo.

Ubicación geográfica de los tobas
Ubicación geográfica en donde habitaban los tobas

Así, las tribus de la comunidad se extendían desde el sur de Bolivia, corriente abajo a través del noroeste de Argentina hacia el este, a la región litoral del río Paraná.

Hoy los pueblos Tobas viven principalmente en zonas apartadas de las grandes urbes, mayormente en montes de las provincias norteñas y centrales de Argentina: Salta, Formosa, Chaco, Santa Fe y Buenos Aires.

Organización social de los Tobas

Los Tobas se organizaban socialmente en grupos comunitarios rurales, cada uno integrado por unas decenas de familias.

Estas familias eran de tipo extenso y de linaje paterno. Esto quiere decir que en una misma vivienda compartían hasta tres o cuatro generaciones (padres, hijos y nietos) y las parejas vivían con los padres de la esposa.

Cada comunidad Qom tenía un cacique, pero este no ocupaba exclusivamente el rol de autoridad, sino de líder espiritual. Las distintas tribus formaban juntas comunitarias entre las familias.

Economía de los Tobas

Los Tobas eran semi-nómades con economías de subsistencia (sin acumulación de excedentes para comerciar), principalmente basadas en la caza y la recolección. Periódicamente se desplazaban, nutriéndose de lo que proveía la naturaleza.

La alimentación de los Tobas también incluía la agricultura doméstica, que consistía en pequeños cultivos de maíz, tubérculos y legumbres.

La economía Toba tenía una marcada división sexual del trabajo. Los hombres se dedicaban a la caza, la pesca y la fabricación de herramientas, mientras las mujeres cultivaban, recolectaban y hacían tejidos e indumentaria.

Los Tobas cazaban ciervos, iguanas, tapires, pecaríes, avestruces y otras aves. Las herramientas que utilizaban eran lanzas, arcos y flechas. La recolección se centraba en panales de abejas, frutas y raíces. La agricultura consistía en choclo, zapallo, batata y porotos.

Actualmente las comunidades rurales Qom practican la agricultura y hacen artesanías, textiles y cerámicas. También se emplean contratados informalmente en tiempos de cosecha o en la leña.

Viviendas Tobas

Las casas de los Tobas eran de madera cubiertas de paja. Construían los techos con ramas, hojas y paja, a veces recubiertos con esteras para frenar el viento.

Esos materiales ligeros y abundantes eran funcionales a sus desplazamientos semi-nómades y las zonas de escasas lluvias.

Viviendas Tobas
Viviendas Tobas

En el presente, para la edificación de sus viviendas, las comunidades Tobas rurales suelen utilizar adobe fabricado con arcilla, barro y pastos secos. Este cambio de material se debe a sus asientos más permanentes en los lugares.

Vestimenta de los Tobas

La vestimenta toba más importante era el taparrabos, que utilizaban para ocultar la zona genital. Para protegerse del frío usaban ponchos de cuero o lana de guanaco.

También lucían todo tipo de adornos como pulseras, colgantes, capas y vinchas. Los hombres podían llevar diferentes decorados de plumas en su cabeza, según la jerarquía que tuvieran.

La ropa de los tobas solía engalanarse con huesos de animales, conchas y plumajes. Especialmente en rituales pintaban su cuerpo y llevaban plantas coloridas.

La vestimenta de los tobas ha cambiado notablemente. En la actualidad sus ropas tradicionales ya no son tan frecuentes y predomina la indumentaria de algodón.

Religión Toba

La religión ancestral de los Qom es monoteísta, basada en una divinidad suprema, con rasgos de animismo, considerando su creencia de que en cada movimiento de la naturaleza se manifiesta la deidad.

Las creencias Tobas eran profesadas bajo la figura de un chamán de la tribu, que mediante el manejo de la palabra y los rituales realiza sanaciones e influye sobre el curso de la naturaleza.

Desde la invasión española, muchos indios Tobas profesan el catolicismo y el evangelismo. Algunos chamanes y líderes de tribus toman el rol de pastores.

Artesanías de los Tobas

Las artesanías tobas son llamadas Qom Lo’onatac, que significa “lo que hacen manualmente los Qom”.

Su producción artesanal se basa en los tejidos de fibra vegetal, en la lana y en la cerámica o modelado de barro, que es cocinado al horno de leña.

Artesanías Tobas en la actualidad
Artesanías Tobas en la actualidad

Los productos artesanales tobas incluyen principalmente la cestería, ollas y jarrones, estatuillas decorativas, máscaras, collares, mantas y abrigos.

Las artesanías Qom son realizadas para la venta en ferias denominadas Alhualoopí: “el montón de lo hecho con tierra”.