Suevos - MundoAntiguo

Lo suevos eran un grupo grande de los pueblos germanos. Cuya primera mención se remonta al año 58 a.C. teniendo como marco principal la campaña de Ariovisto en la Galia. Julio César se refería a ellos como si se tratara de una tribu germánica.

Pero más adelante otros autores especifican que no constituían una sola nación o tribu. Se dividían en un conjunto de tribus diferentes que también poseían nombres distintos, aunque de forma general se les denominaba Suevos.

Origen del Reino Suevo

Las primeras menciones del pueblo suevo lo ubican en torno al mar Báltico durante el cambio de era, por lo que se cree que este es su lugar de origen. Lo que más destaca de estos es su movilidad, a diferencia de otras tribus germanas. No dependían de la agricultura y mantenían un marcado nomadismo.

Al parecer fueron convirtiéndose en uno de los pueblos bárbaros más significativos, en lo que respecta a número. Después de abandonar el Báltico, se dirigen hacia los alrededores del Rin. A inicios del siglo V d. C. su población era de entre 20.000 a 25.000 personas, al momento de cruzar el Rin. Al establecer el reino en lo que hoy es Galicia, tal vez eran entre 30.000 a 40.000 personas.

¿Dónde se ubicaron los suevos?

Los alamanes, una de las tribus suevas, se fueron desplazando hasta alcanzar los Campos Decumanos, la actual Alemania sudoccidental. Después los alamanes cruzan el Rin y ocupan Alsacia bajo el mando de Ariovisto.

Mapa de los Suevos
Mapa de los suevos

Esto es lo que genera la intervención de Julio Cesar y la subsecuente expulsión de las tribus suevas al otro lado del río, después de la Batalla de los Vosgos, en el año 58 a.C. Hechos narrados en “Comentarios de la Guerra de las Galias”.

Te recomendamos que leas sobre: Guerra de las Galías

Después de la derrota, un grupo de los suevos permanece en la región que todavía se conoce como Suabia, hacia el suroeste de Alemania. Siglos más tardes, alrededor del 406 d.C., migran a la Gallaecia (actual Galicia, León y Asturias de España y el norte de Portugal). Allí conviven con los vándalos y finalmente establecen el reino Suevo para el 420 d.C., que termina siendo absorbido por el reino visigodo.

Religión de los suevos

Tras establecerse en la región noroeste hispana, los suevos seguían siendo fieles a su tradición religiosa. Pero los datos relacionados con la religión politeísta que profesaba este pueblo son muy escasos.

Lo que sí se sabe es que cuando este pueblo se asienta en la Península, desde el 409 d.C., aun no se había convertido al Cristianismo. Estos eran todavía politeístas, también llamados paganos por los cristianos.

Etapas del Reino Suevo

Según Isidoro de Sevilla, el Reino Suevo duró con exactitud 177 años y establece erróneamente el inicio del mismo en el 408 d.C. Pero realmente los Suevos no entraron en la península ibérica sino hasta el año 409 d.C.

Suele dividirse este periodo en tres etapas:

Primera etapa

Los suevos se enfrentan a los vándalos (entre 420 y 429), quienes lo derrotan y es la intervención de los romanos la que los salva del desastre. Cuando los vándalos abandonan la Península, los suevos quedan como único pueblo bárbaro en Hispania.

Comienza así los intentos de expansión por parte del pueblo suevo. Proceso que se vio afectado por victorias y derrotas ante romanos y visigodos. Las campañas que dirigieron Hermerico, su hijo Requila y de Requiario formaron parte de esta etapa.

En los siguientes años se suceden una serie de luchas entre los diferentes pretendientes al trono, contando con participación activa de los visigodos. La unificación del Reino fue gracias a Remismundo y fue en su reinado que los suevos se convierten al arrianismo.

Etapa Oscura

Entre los años 469 y 550 d.C. existe una laguna histórica a causa de las escasas fuentes de información. Solo hay referencia del rey Teodemundo. La hipótesis más aceptada entre los historiadores sobre este periodo es que por 80 años el reino suevo se consolida como entidad independiente en el noroeste de la Península. Es en su seno que se produce la integración paulatina de la población galaicorromana con la germana.

Etapa final

Desde el 550, el reino suevo hace reaparición en las fuentes históricas, específicamente en las crónicas de Gregorio de Tours y de Juan de Biclara. La información que aportan estos hace únicamente referencia a los acontecimientos del reino que afectan directamente a la Galia merovingia y el reino visigodo.

La integración definitiva de los suevos con la aristocracia galaicorromana fue la conversión del rey y toda su corte al catolicismo. Esto también supuso la consolidación de la monarquía sueva.

Con la alianza católica, el pueblo suevo se lanza a ocupar territorios en disputa, provocando tensiones con los visigodos. El conflicto comienza cuando Miro, nuevo rey suevo, instiga a Hermenegildo a que se rebele contra su padre, el rey visigodo Leovigildo, en 581.

Fin del Reino Suevo

Leovigildo pone fin al enfrentamiento y corta el paso de los suevos, haciendo que retrocedan y quedando solamente su hijo frente a él. Al morir Miro, en 583, interviene el rey godo en lo relacionado con la sucesión entre los herederos. Los eventos que surgieron de esta intervención hacen que el Reino Suevo llegue a su fin, pasando a ser entonces de los godos.

Bibliografía

Reino suevo. (2020, 19 de febrero). Wikipedia, La enciclopedia libre. Fecha de consulta: marzo 2, 2020 desde https://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Reino_suevo&oldid=123665496.

¿Quienes eran los Suevos? (2019, 7 de enero). EL Reto Histórico. Fecha de consulta: marzo 2, 2020 desde https://elretohistorico.com/quienes-eran-suev

Citar el artículo

MundoAntiguo.net. (24 marzo, 2020). Suevos - MundoAntiguo. Recuperado de https://mundoantiguo.net/suevos/

¿Pudiste encontrar lo que buscabas?

14 − ocho =