Imperio Asirio

Imperio Asirio
4.8 (95%) 16 votos

Al hablar de la historia de la humanidad, es digno mencionar la importancia que tuvo el imperio asirio en ella. Se ubica durante siglo IX y VII a.C. en la región de Mesopotamia y se conocen por extender sus dominios en gran parte de la civilización de aquel tiempo. Son conocidos también por ser violentos y belicosos, así como por tener gran influencia en la arquitectura y en la religión.

Descubre a continuación los rasgos más importantes que caracterizaron este imperio y cómo se convirtió en una potencia mundial.

Origen del Imperio Asirio

El origen del imperio asirio es producto del asentamiento de distintas poblaciones nómadas en las orillas del Rio Tigris, donde fundaron la ciudad de Assur, en honra a su dios, convirtiéndola en la capital. Este dios Assur significa el dios de la vida y representaba la creación de todo. Incluso, el nombre Asiria, proviene o corresponde a este Dios. Con el tiempo se expandieron por Mesopotamia, quien con la influencia de sus monarcas tuvieron gran esplendor.

Para comprender los inicios de este imperio, es necesario hablar de las etapas que lo conforman, entre ellas:

  • La antigua Asiria: Se ubica entre los siglos XX al XVI a.C. Fue un período donde la ciudad se Assur poseía gran dominio sobre Mesopotamia. Se estableció como potencia mundial y se hizo eco entre las naciones vecinas gracias a sus batallas.
  • Imperio Asirio Medio: Es el período de tiempo que se ubica entre los siglos XVI al X a.C. Esta parte de la historia fue de gran confusión ya que habían sufrido la derrota por parte del imperio Babilonio y su influencia en el mundo se había desvanecido.
  • Imperio Neo Asirio: Este período de tiempo se ubica en la historia entre el año 934 a.C. y 609 a.C. Es cuando amplía las fronteras llegando hasta Egipto. Sin embargo, el régimen opresivo llevó a su completa desaparición hacia el año 609 a.C.

Conoce más sobre el Imperio Egipcio

Según lo planteado, el imperio asirio desde el punto de vista militar, asumió una posición como potencia regional que lograba competir con Babilonia y otras naciones de la época. No obstante, sus campañas brutales y devastadoras lo convierten en uno de los imperios con más violencia en la historia de la humanidad.

Mapa de los Asirios

Mapa del Imperio Asirio

Organización política del Imperio Asirio

La forma de gobierno u organización política del imperio asirio fue básicamente una soberanía dominante y teocrática. Esto quiere decir que contaban con un rey quien, aunque no era considerado un dios, el poder que descansaba sobre este era absoluto, incluso influía sobre la religión. La división del imperio era realizada en provincias o satrapías, quienes eran gobernadas por un prefecto o sátrapa.

La autoridad de este consistía en el cobro de los impuestos, dirigir el ejército y administrar justicia. Además, al capturar naciones más débiles estas no eran ocupadas por los asirios, por el contrario, mantenían sus autoridades, pero ejercían sobre ellas un vasallaje. Esto quiere decir, que exigían hombres capacitados para que pelearan por ellos.

Religión del imperio asirio

La religión del imperio asirio era una derivación de la religión babilónica.

Sin embargo, esta difería en algunos aspectos como que el rey era el supremo y que este representaba a Assur, el dios líder. Además, contaban con una infinidad de dioses que variaban según las ciudades y en su mayoría consistían en elementos de la naturaleza convertidos en divinidad.

Dioses del imperio asirio

Dioses del Imperio Asirio

Entre los dioses que predominaban en este imperio se encuentran:

  • La diosa Isthar quien era señalada como la señora de los pueblos o diosa del mar y la tierra.
  • Anu, quien se conocía por ser el dios del cielo.
  • Enlil, era el señor de los vientos y tempestades.
  • Ea, era el dios de las aguas.
  • El dios del sol Shamash, se consideraba amo de la luz que garantizaba la vida y el juicio a las acciones humanas con claridad.
  • Por su parte, Assur, considerado el dios de la vida pasa a ser el dios de todos los dioses cuando Asiria se convierte en imperio militar. De allí, su representación en un guerrero armado, con cabellos rizados abundantes y expresión agresiva.

A cada uno de estos dioses se le atribuían sentimientos y cualidades humanas, así como un poder ilimitado que mantenía con miedo a los habitantes de sus ciudades. Estos, contaban con demonios a su servicio que castigaban o protegían. Por tal razón, vivían con un temor permanente a la muerte y a los espíritus.

Economía del Imperio Asirio

La economía del imperio asirio reposaba principalmente en el cobro de tributos de todas las provincias y pueblos cercanos por conservar el respeto en las fronteras. Una gran fuente de ingresos era la actividad agrícola, en cuyas tierras fértiles se plantaba cebada y trigo como base de la alimentación. Para que las actividades comerciales fueran exitosas se estableció una cámara de comercio que fijaba los intereses, concedía los préstamos y resolvía los problemas de tipo financieros.

Estructura social del Imperio Asirio

En la parte social, la estructura se dividía en tres clases:

  1. La noble: Estaba formada por el rey quien era amo del país y recibía la fidelidad de todo el pueblo. De él dependían los ejércitos, los estados conquistados y las provincias.
  2. Los libres: Contaban con la posibilidad de tener algún privilegio como ser miembros del gobierno, ser comerciantes y en su defecto artesanos o trabajadores jornaleros.
  3. Los esclavos: Estos lo comprendían los deudores y los prisioneros de guerra, por lo que no contaban con ningún privilegio.

Todos los pobladores se regulaban con un código de derecho con penas severas que se comparaban al daño causado. El principio rector era el de ojo por ojo, también conocido como ley del Talión. Esta misma aseguraba la protección de las viudas, huérfanos y pobres.

Cultura del Imperio Asirio

La historia del imperio asirio se destaca por violentas guerras y escenas de batallas que aseguran la crueldad de sus habitantes. Sin embargo, la cultura dejó gran significado debido a las edificaciones y resplandor artístico que aún en la actualidad son de gran valor. En lo que respecta a las manifestaciones culturales es digno destacar:

Arquitectura del Imperio Asirio

La arquitectura se caracterizó por construcciones importantes, especialmente en las ciudades de mayor renombre como lo fueron Ninive, Asur y Calah. Aunque las obras no superaron la arquitectura egipcia, con el uso del ladrillo desplazaron la utilización de la piedra, madera o tierra para edificar los templos y palacios. Los aspectos que definieron este tipo de arte se encuentran:

  • La construcción de pisos rectangulares cuyo tamaño disminuía a medida que se acercaba el último.
  • La comunicación de estas edificaciones se realizaba a través de rampas o escaleras. El último piso, por lo general, era considerado morada de los dioses donde los sacerdotes observaban el firmamento.
  • En el caso de los palacios, estos se encontraban en áreas altas que impedían su inundación por lo que eran sólidos y resistentes. Las paredes eran decoradas con murales y relieves que indicaban la vida de los reyes.

Entre las obras más sobresalientes de esta época se encontró el palacio de Sargón, que tenía 208 salas. También, el palacio de Asurbanipal por la biblioteca que alojaba en su interior.

Escultura del Imperio Asirio

Escultura de los Asirios

Dentro de las esculturas del imperio asirio, cuyos ejemplares detalla lo minucioso que eran, se encuentran los toros alados con cabezas humanas. Estos se colocaban a la entrada de algunas edificaciones como símbolos de protección. También, es posible hallar relieves en piedra y pintura con un realismo sorprendente que marca la agonía de un león o la muerte de un caballo en plena carrera.

Aportes del Imperio Asirio

Los avances en materia de ciencia se dejan ver claramente en:

  • La astronomía: Con la observación del cielo pudieron dejar grandes avances en la medición del tiempo, lográndolo dividir en horas, minutos, segundos, días y años. Lograron determinar los eclipses solares, los signos del zodíaco y estudiaron los planetas que se encuentran más cercanos al sol.
  • Matemáticas: En las matemáticas lograron dominar la multiplicación e idearon un sistema decimal. También, conocieron algunas medidas de peso como la mina o el talento e inventaron el círculo de 360 grados.
  • Escritura: La escritura era cuneiforme y sus avances la llevaron a un sistema de caracteres que facilitaba la interpretación.

Todos estos avances en materia de ciencia constituyeron un aporte a la humanidad. Esto sin contar con el código de Hammurabi cuyas leyes civiles, mercantiles y penales llevaron a la construcción de una sociedad pacífica.

Caída del Imperio Asirio

A pesar de las conquistas y el resplandor del Imperio Asirio, este llega a su final hacia el año 609.

Senaquerib, hijo de Sargon II, conservó las tierras conquistadas por su padre y trasladó la capital a Nínive, donde edificaría su palacio.

Por su parte, el hijo de Senaquerib, logra el éxito militar al cruzar hasta Egipto y tomar Menfis, su capital. El éxito se extendió hasta controlar Egipto, conquistar Tebas y saquear Susa, capital de los elamitas.

En el 627 a.C. Posterior a la muerte de Assurbanipal, sobrevino un tiempo oscuro del que no hay muchos registros. Los medas penetraron Assur en el 614 a.C y años después, con la ayuda de Babilonia, capturaron Nínive. Esta derrota supuso el final del gran Imperio Asirio.

En conclusión, conocer el imperio asirio ayuda a entender muchos aspectos por los que ha tenido que ser sometida la humanidad para llegar al punto en que se encuentra en la actualidad. No caben dudas, de que sus guerras y avances fueron claves para dar paso a otros tipos de culturas.

Leave a Reply