Los pueblos guaraníes son una etnia autóctona de Sudamérica. Se llamaban a sí mismos ‘Avá’, que en su lengua originaria significa “ser humano”.

La palabra ‘guaraní’ quiere decir “guerrero”. Así fueron nombrados por los españoles, debido a la resistencia que el pueblo originario presentó ante la conquista.

Los guaraníes eran migrantes, pero no absolutamente nómades. Exploraban territorios y se asentaban en las tierras más aptas para sembrar y desarrollar su agricultura.

La cultura guaraní proviene de pueblos que originalmente habitaban selvas tropicales de la región circuncaribeña de América del Sur (actual norte de Brasil y Guayanas, especialmente).

Migraron hacia Sudamérica alrededor del Siglo V (año 500 d.C.) en busca de tierras fértiles para la siembra. Los pueblos guaraníes más grandes crecerían en las desembocaduras de los Ríos Amazonas, Paraná, Uruguay y Paraguay.

Ubicación Geográfica de los Guaraníes
En Amarillo, la ubicación geográfica de los guaraníes

Por su ubicación geográfica, los pueblos guaraníes fueron los primeros en tomar contacto con las expediciones esclavistas que españoles y portugueses hicieron en Sudamérica en el Siglo XVI.

Actualmente, cerca de 12.000.000 (doce millones) de personas en América del Sur hablan la lengua guaraní. Los descendientes directos de pueblos guaraníes se estiman en un número en verdad mucho menor: menos de 2.000.000 (dos millones).

Ubicación geográfica de los guaraníes

Los pueblos de la cultura guaraní se ubicaban en la zona sureste de América del Sur, especialmente a las orillas de los ríos.

  • Sur de Brasil: se ubicaron corriente abajo por los Ríos Tieté y Amazonas. Aún hoy constituyen el pueblo indígena más numeroso del sur de Brasil, poblando los estados de Rio Grande do Sul, Santa Catarina, Paraná y Matto Grosso de Sul. 
  • Paraguay: el mayor número de guaraníes se asentaron a la vera de los ríos Paraguay, Paraná y Uruguay, llegando hasta el este de Bolivia.
  • Argentina: los guaraníes habitaron la región litoral de las provincias del noreste, extendiéndose incluso hasta el norte de Uruguay.

Las migraciones de los guaraníes hicieron que fueran esparciéndose en aldeas, muchas veces desparramadas en zonas distantes entre sí.

Con el paso del tiempo, de esa expansión de la cultura guaraní a lo largo de Sudamérica, fueron naciendo diferentes pueblos. Los kaiowás, los ñandevá y los m’bya, los tapieté, entre muchos otros, descienden directamente de los guaraníes.

Organización social guaraní

La cultura guaraní se organizó socialmente en aldeas de clanes, comunidades de grandes familias relacionadas entre sí.

Las aldeas guaraníes más grandes llegaban a contar hasta 8 clanes. Cada clan tenía alrededor de 80 miembros, llegando en algunos casos hasta los 300.

Aldeas de la cultura guaraní
Aldeas de la cultura guaraní

Cada clan vivía en grandes casas comunales (tapyi) y tenía un jefe político, o cacique, y un chamán, o líder religioso.

El cacique era el encargado de las decisiones de caza, siembra, enfrentamientos y resolución de problemas internos del clan. El chamán se hacía cargo de los rituales sagrados, de estar en contacto con Dios y también de la medicina.

Estaban prohibidos los casamientos al interior de un clan. La unión matrimonial se realizaba entre integrantes de diferentes clanes. Las familias eran patrilineales; era la mujer la que pasaba a vivir en el clan del hombre.

Los clanes de las aldeas guaraníes permanecían en contacto principalmente de dos maneras:

Mediante los matrimonios entre clanes y con una economía de dones, que consistía en obsequiarse recíprocamente alimentos y artesanías.

Economía guaraní

La economía guaraní presentaba las siguientes características:

  • Economía basada en la agricultura, la caza, pesca y recolección silvestre.
  • Elaboración artesanal de manufacturas: notables habilidades en cerámica, tejidos, madera y piedra. No manejaban los metales.
  • Cada familia/clan tenía sus tierras, que se encargaba de trabajar.
  • La agricultura guaraní se centraba en la cosecha de algodón, batata, calabaza, zapallo, yuca, guayaba, maíz y maní.
  • Su bebida destacada era la chicha, un licor producido a base de maíz.
  • Estaba orientada principalmente a la subsistencia las aldeas: la mayor parte de lo producido era para consumo del clan.
  • Desarrollaron comercio entre clanes: una pequeña parte de la producción estaba destinada al intercambio con otros clanes.
  • Las actividades económicas eran realizadas entre la totalidad de los miembros de cada clan.
  • Tenían una división sexual del trabajo, pero en las épocas de trabajo agrario más pesado, solían hacerlo de manera mixta. Los hombres llevaban a cabo principalmente la caza, la pesca, la quema de terrenos para la siembra, la elaboración de cerámicas, cestos y herramientas. Las mujeres se encargaban de los cultivos y la mayor parte de la producción de tejidos.

Con la invasión europea, las poblaciones guaraníes esclavizadas fueron fundamentalmente explotadas en las cañas de azúcar.

Religión de los guaraníes

La religión guaraní es monoteísta, está basada en un único Dios, creador de todo lo existente y gobernante sobre los acontecimientos que ocurrían.

La creencia guaraní es que Dios habita en cada cosa del planeta, siendo la fuerza que creó y mueve a la naturaleza, la humanidad, los animales, el espacio y el tiempo.

Por esto se dice que la religión de los guaraníes también es animista, al otorgarle conciencia a todos los objetos y seres.

Debido a la cantidad de tribus variadas en que se dividían los guaraníes, el nombre y las características atribuidas a ese Dios también eran múltiples. Además, podían nombrarlo de distinta manera según la acción que realizara su Dios en la tierra.

Las figuras más difundidas del Dios guaraní son:

  • Tumpa o Ñande Ru Guasú: “Gran padre creador”; energía que habita toda la naturaleza
  • Guiraporu: fuerza de los suelos, la vegetación y las aves
  • Porá: manifestación de Dios en las enfermedades, la muerte y las desgracias
  • Kuaray: representa al sol, a los nacimientos y las cosechas favorables
  • Yacy: energía de la luna, que brinda calma y capacidad de reflexión
  • Curupirá: poder de las tormentas y los ríos

Los guaraníes creen en la vida después de la muerte. En tiempos pasados enterraban a los difuntos con herramientas que serían de utilidad en el paraíso, un lugar en el que no existía la enfermedad y los alimentos eran infinitos.

Pueblos guaraníes creían que ese paraíso estaba en algún lugar del mundo, motivo por el cual también realizaban largas expediciones.

Las creencias guaraníes son contadas en mitos que narran oralmente los chamanes. La cultura guaraní no manejaba la escritura, por lo que son desconocidas la mayor parte de las creencias anteriores a la conquista española.

Vestimenta de los guaraníes

La ropa de la cultura guaraní cambiaba según la región que habitaban.

Ilustración de como se vestían los hombres de la cultura guaraní
Ilustración de como se vestían los hombres de la cultura guaraní

En las zonas cálidas, la vestimenta guaraní era únicamente el taparrabos, para cubrir los genitales bajos.

En regiones y temporadas frías las mujeres utilizaban tipoy, vestidos hasta las rodillas. Los hombres usaban chiripá, un delantal que cubría sus caderas. Adornaban su cuerpo con pintura y perforaciones, atravesándose tablillas, especialmente en labios, nariz y orejas.

Ilustración de como se vestían las mujeres de la cultura guaraní
Ilustración de como se vestían las mujeres de la cultura guaraní

También lucían colgantes de flores, collares y brazaletes, elaborados con huesos de animales, plantas, piedras, semillas y plumajes coloridos en la cabeza.

Artesanía guaraní

Las artesanías guaraníes son reconocidas por su variedad, calidad y belleza.

Artesanías de la cultura guaraní
Artesanías de la cultura guaraní

Se destacaron principalmente en las siguientes manufacturas:

  • Cerámica: estatuillas (con carácter sagrado; actualmente decorativas), vasijas y utensilios.
  • Cestería: con fibra vegetal, que actualmente también utilizan para sombreros y abanicos.
  • Tejidos: manejaban un telar rudimentario con el que elaboraban mantas y vestidos; manipulaban algodón, hilos y cueros.
  • Armas: hachas y cuchillos con piedra afilada; boleadoras con cuerdas, piedras y cueros; arcos y flechas en madera.
  • Madera: morteros, muebles, cubiertos de cocina.
  • Instrumentos musicales: con calabaza y madera elaboraron sonajas e instrumentos de viento.

Costumbres guaraníes

Los pueblos guaraníes tenían abundantes ceremonias y rituales:

  • Mediante danzas y uso homeopático de plantas, los chamanes realizan rituales de sanación de los enfermos.
  • Ritos como el avatikyry (maíz sagrado) apuntan a influir en las siembras y los embarazos.
  • Luego de la temporada de cosecha realizaban una extensa celebración con danzas, música y grandes banquetes, donde la chicha tenía un papel destacado.
  • Su ritual de iniciación masculina es llamado meta pepi: mediante la lucha, una cacería o la ingesta de grandes cantidades de alcohol, un joven se convierte en adulto.
  • Casi a diario, en rondas narraban historias, cantaban poesías, danzaban y tocaban música.