Los egipcios eran politeístas, creían en múltiples dioses. Sus deidades eran representadas con figuras teriomorfas, parte animal y parte humana.

Los dioses egipcios eran centrales en la vida de esta civilización. Alrededor de sus deidades los egipcios organizaban sus rituales y costumbres. El poder de los dioses permitía explicar los fenómenos naturales, el curso de la historia y hasta la elección de su faraón, su máxima autoridad en la estructura social.

Los poderes de los dioses egipcios eran sumamente variados, aunque todos tenían un objetivo común: sostener el orden divino, el maat. Las creencias egipcias planteaban que los dioses eran los responsables de mantener el equilibrio en las fuerzas del universo.

Ilustración con los principales dioses egipcios
Ilustración con los principales dioses egipcios

Según los antiguos egipcios el universo estaba compuesto por dos energías complementarias, la de maat, fuerza del orden y la vida, y la de apep, poder del caos que empujaba a la desaparición de todo.

Además, consideraban que Egipto era el pueblo elegido por los dioses para mantener el orden en la tierra, idolatrándoles y avanzando sobre otras creencias. En su misión por hacer prevalecer al orden sobre el caos, a maat por sobre apep, las figuras de sus dioses simbolizaban desde el sol y el aire, hasta la muerte y la fertilidad de los suelos.

Adoraban con rezos y ofrendas a sus deidades, ya sea para pedirles climas propensos para las cosechas, como para alimentarlos y darles las energías para mantener el orden de maat.

La religión egipcia era expresada a través de mitos, principalmente narrados oralmente en ceremonias, así como en cantos y textos funerarios. Grabados en papiros, en los muros de los templos y en esculturas, era permanente la presencia de figuras divinas.

blank
El papiro era el material sobre el que los egipcios grababan sus escrituras de jeroglíficos y las imágenes de sus deidades

La mitología egipcia

La creencia egipcia era que, desde el origen, el poder del orden, maat, y el caos, apep, batallaron hasta que por fin maat logró dar nacimiento a energías organizadas, que fueron encomendadas a los dioses.

Los dioses crearon la forma del universo, dividido en tres mundos, reinos o regiones, para así fortalecer al orden sobre el caos. Los tres mundos tenían a sus dioses y permanecían en equilibrio, aunque rodeados por la oscuridad sin forma, el caos.

Las tres regiones del universo eran la Tierra, el Cielo y el Duat.

En un principio, los dioses habitaron la Tierra, hasta que crearon a la humanidad (a Egipto, en concreto) y le encargaron mantener el orden en la Tierra. Los dioses egipcios se retiraron al reino de los Cielos para proteger al Sol de la fuerza del caos.

Sin embargo, la fuerza del desorden era una energía que permanentemente acosaba cada reino e incluso tenía el poder de crear distorsiones amenazantes en cada mundo. Según los mitos egipcios, esa era la explicación de los otros pueblos de la Tierra.

Los dioses egipcios eran mortales; era habitual que en los mitos hubiese dioses que morían y pasaban a vivir al submundo, el Duat, reino donde la oscuridad y el caos eran más fuertes. En ese reino los dioses quedaban aislados, separados de la Tierra y el Cielo.

No obstante, los dioses también podían revivir, si lograban en el Duat derrotar a las fuerzas de la oscuridad.

Los egipcios creían que los dioses, bajo el reino de Ra, dios del Sol, batallaban cada noche contra apep, las tinieblas. Ellos creían en que cada noche el Sol moría, se sumergía en el Duat, para luego renacer al amanecer.

Principales Dioses egipcios

El panteón de deidades del Antiguo Egipto es uno de los más numerosos de todas las civilizaciones. Les dejamos un listado con los más importantes dioses:

  • Amón: Era el Dios oculto. No podía ser visto, pero era el Señor del Reino de los Cielos y de la Eternidad. Como Ra, tenía el poder de renacer por sí mismo. Su templo estaba en Tebas y era asociado con la navegación.
  • Ra: Dios Sol, era la principal deidad para los egipcios, al tener a su cargo la luz. Era representado con cabeza de halcón y un cetro con un disco de luz. Cada noche perecía y transitaba el Duat, enfrentando a los monstruos que buscaban hacer eterna a la noche.
  • Anubis: Señor de Occidente, es decir Rey de los Muertos. Velaba por el descanso de los difuntos. Era representado con cabeza de chacal, como símbolo del guardián.
  • Osiris: Señor de la Resurrección y Rey de los Cultivos. Era sumamente adorado en ceremonias, teniendo fe en una vida después de la muerte, tanto como pidiéndole cosechas fastuosas. Los egipcios enterraban a sus muertos con grandes riquezas, esperando que así Osiris diera buen trato y resurrección a los fallecidos.
  • Horus: El Gran Dios, Señor de la Vejez, reinó Egipto antes de los faraones. Enemigo de Seth y padre de los cuatro guardianes de los puntos cardinales, encargados de vigilar el orden en la Tierra. Era protector del renacer del Sol y de los faraones momificados. Se lo representaba con una figura humana con cabeza de halcón.
  • Thot: Dios de la Luna, la Escritura y la Matemática. Ra lo ubicó en el cielo para que iluminara en su ausencia, durante la noche. Daba la posibilidad de medir el tiempo y había dado a luz a muchas de las deidades más importantes, como Osiris, Isis, Seth, Horus y Neftis.
  • Isis: Gran Diosa Madre, esposa de Osiris. Junto con él y Horus eran la tríada protectora del Sol. Isis representaba el misterio, por lo que podía adoptar diversas formas. Principalmente era ilustrada como una figura femenina  con un trono en su cabeza.
  • Seth: Señor de la Naturaleza Salvaje y del Desierto. Se oponía a la vegetación y los cultivos. Por esto era enemigo de Osiris. El poder de Seth era mayor al de Osiris, por esto es que la humanidad debía trabajar en los suelos para cooperar con la lucha de este. Seth era representado como una criatura monstruosa, con inmenso hocico.
  • Apofis: Dios de la destrucción. Su existencia era una materialización de la energía devastadora, apep. Era simbolizado con una serpiente.
  • Sobek: Señor de la Noche y la Oscuridad. Anhelaba devorar al Sol y sumir al día en las tinieblas. Era representado como un cocodrilo gigante.
  • Hathor: Diosa del Cielo, creadora de la Tierra. Era hija de Ra, encargada de proteger a las mujeres, a la alegría y el amor. Se la representaba como mujer con cabeza de vaca o como vaca con cabeza de mujer con cuernos.
  • Maat: Energía del orden, la justicia, la verdad y el equilibrio. Era una fuerza anterior a todos los dioses. Los egipcios consideraban que toda su cultura era dirigida por Maat. Era representada como una mujer con una pluma en su cabeza.
  • Nut: Diosa del cielo, simbolizaba el espacio habitable para los demás Dioses. Era representaba con forma de mujer con una jarra en su cabeza.