Batalla de Vilcapugio - MundoAntiguo

La Batalla de Vilcapugio​ fue un altercado militar que se libró durante el periodo que abarcó la Guerra de Independencia de Argentina. Formó parte de la Segunda Campaña Auxiliadora del Alto Perú. El general Manuel Belgrano al mando de las fuerzas republicanas, es derrotado por Joaquín De la Pezuela y el ejército realista. Se llevó a cabo el primero de octubre de 1813 en Vilcapugio, departamento de Oruro – Bolivia.

Batalla de Vilcapugio

¿Quienes se enfrentaron en la Batalla de Vilcapugio?

En esta batalla se enfrentaron los siguientes bandos:

  • Ejercito del Imperio español: Comandados por Joaquín De la Pezuela. Contaba con una fuerza de combate de unos 4.000 hombres y 12 cañones.
  • Ejercito del Norte de las Provincias Unidas del Río de la Plata: Liderados por Manuel Belgrano, con una fuerza militar de 3.500 – 3.600 solados y 14 piezas de artillería.

Desarrollo de la Batalla de Vilcapugio

Tras las victorias en Tucumán y la batalla de Salta del Ejercito del Norte, el gobierno de Buenos Aires pidió a Manuel Belgrano que continuara con la operación en el Alto Perú. A pesar de la condición de salud del Belgrano, enfermo de paludismo, y las dificultades de abastecimiento que tenía su ejército; acató la orden desde Jujuy.

El ejército de Belgrano contaba con 2.000 indios armados al mando del coronel Baltasar Cárdenas y con las fuerzas de Cochabamba, bajo las disposiciones del coronel Cornelio Zelaya.

Belgrano, conociendo que los realistas carecían de mulas para movilizar su artillería y provisiones, planea atacar el frente a fin de hacer el tradicional movimiento de pinzas. Estaba seguro que el general De la Pezuela no iba a atreverse a jugarse el destino de la campaña en una batalla.

A finales de septiembre de 1813, la mayor parte del ejército de Belgrano llegó a la llanura de Vilcapugio, una meseta rodeada de montañas con altas cumbres. Aproximadamente 40 Km hacia el suroeste, en la aldea de Condocondo, estaban las tropas realistas junto al general Joaquín De la Pezuela y su comandante Saturnino Castro.

Instrucciones de Belgrano al descubierto

Saturnino Castro logra cerrar el paso del ejército de Cárdenas y corta la comunicación entre el campamento de Belgrano y las cuadrillas del gobierno de Buenos Aires en Cochabamba. Castro secuestra entre los papeles de Cárdenas, las instrucciones de Belgrano.

El general De la Pezuela, en estricta defensiva, se entera de los planes de Belgrano y planea dos opciones: Una era resistir desde sus posiciones los ataques de Zelaya y Belgrano, este plan aseguraba la derrota realista. Otra opción, la que decidió seguir, era avanzar por las montañas y dar batalla en Vilcapugio.

Inicio de la Batalla

El primero de octubre, la lucha de los realistas tomó por sorpresa a los rioplatenses. Sin embargo, las facciones veteranas del Ejercito del Norte aguantan y hacen retroceder el flanco izquierdo y el centro realista. El retroceso fue tal que De la Pezuela dio por perdida la batalla. Aun así, el flanco derecho se mantenía en acción y derrotaba el ala izquierda argentina.

La victoria rioplatense hubiese sido segura si el Ejército del Norte hubiese seguido la persecución de las tropas españolas deshechas o investido la sección este. Pero un llamado a reunión y la llegada del escuadro de caballería realista liderado por Saturnino Castro, creó confusión entre los argentinos y se dispersaron.

Esto permitió al ejército realista reorganizarse y adueñarse de toda la artillería, incluyendo al propio comandante José Bernaldes Polledo. De esta forma continua cañoneando las pocas tropas opositoras que procuraron salvarse de una destrucción completa.

Retirada de Belgrano

El sorpresivo giro de la batalla impulsa a Belgrano a subir a un morro y llama a reunión de su ejército. Solo acuden 300 a su llamado, entre ellos Eustoquio Díaz Vélez, Lorenzo Lugones y Gregorio Perdriel. Durante la noche, Belgrano evade a los realistas y emprende la retirada.

Belgrano acuerda con Díaz Vélez se dirigiera a Potosí y reuniera a los hombres que se habían dispersado. Posteriormente, Díaz Vélez se pone al mando de un cuerpo de tropas en Potosí, gran parte de las que se habían dispersado en Vilcapugio. Por otro lado, el resto del ejército se ubica en el lado izquierdo del enemigo bajo el mando de Belgrano. De esta forma se reorganizan para continuar con la Campaña del Alto Perú.

Vencedores y consecuencias

El ejército realista fue el vencedor decisivo de la contienda en Vilcapugio. Los patriotas pierden unos 300 hombres que mueren en combate, más de 400 fusiles y casi la totalidad de la artillería. En Potosí solo reúnen unos 1.000 hombres.

Pero el bando realista también sufrió pérdidas significativas. Por lo menos 550 bajas entre heridos y muertos, además de una gran dispersión cuando el ala izquierda y el centro huyen del campo de batalla. Las mermas evitan que De la Pezuela inicie una persecución del ejército patriota.

Muchos consideran que la derrota patriota se debió más a un asunto de estrategia que a causa del descubrimiento de los documentos privados de Cardenas. Belgrano se confió demasiado en la presunta falta de movilidad de su enemigo. El líder rioplatense ubicó muy cerca su campamento del de los realistas, resultando un error grave porque dio a los españoles la posibilidad de atacar por sorpresa.

Bibliografía

  • Batalla de Vilcapugio. (2019, 17 de octubre). Wikipedia, La enciclopedia libre. Fecha de consulta: marzo 17, 2020 desde https://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Batalla_de_Vilcapugio&oldid=120430929.
  • Batalla de Vilcapugio. (2019, 27 de julio). EcuRed. Fecha de consulta: marzo 17, 2020 desde https://www.ecured.cu/index.php?title=Batalla_de_Vilcapugio&oldid=3477485.

Citar el artículo

MundoAntiguo.net. (31 marzo, 2020). Batalla de Vilcapugio - MundoAntiguo. Recuperado de https://mundoantiguo.net/batalla-de-vilcapugio/

¿Pudiste encontrar lo que buscabas?

tres + uno =