Batalla de Mícala

Batalla de Mícala
5 (100%) 1 voto

Los persas intentaron invadir Grecia en varias oportunidades, esto ocasionó diferentes enfrentamientos. La segunda invasión de persa a Grecia se logró evitar, gracias al triunfo obtenido en la Batalla de Mícala.

Forma parte de las llamadas Guerras Médicas, este enfrentamiento impidió el avance del imperio Aqueménida por Europa. Además de dar inicio a la hegemonía helena.

La batalla de Mícala ocurrió en el año 479 a.C casi finalizando el mes de agosto, al pie del monte Mícala en la costa de Jonia. Esta victoria se obtuvo en parte por la alianza de polis griegas, que entre ellas están Corinto, Esparta y Atenas.

Conoce más sobre las Guerras Medicas

Antecedentes de la Batalla de Mícala

Los persas liderados directamente por Jerjes un año atrás, lograron vencer a los helenos en las batallas de Artemiso y Termópilas (Batalla de Termópilas). Apropiándose de Ática, Tesalia y Beocia. Después de esto, ocurrió la batalla de Salamina donde se logró una extraordinaria victoria con la que se evitó el asalto persa del Peloponeso. Jerjes no decidido a darse por vencido se retira. Pero deja en Grecia a su general Mardonio junto a un poderoso ejército, con el propósito de volver a intentar someter a los griegos el año siguiente.

Conoce más sobre Jerjes I, el gran rey persa

En el verano del mismo año 479 a.C los griegos decidieron aumentar el ejército y se dirigieron a enfrentar a los persas de Mardonio en la batalla Platea. Parte de la estrategia era dirigir una flota aliada helena hasta Samos, para acorralar a la flota persa. Trataron de evitar el ataque y anclaron sus barcos en el pie del monte Mícala, reuniéndose con el grupo persa. Por lo que el Rey Espartano Leotíquidas II como Comandante, da la orden de atacar con todos los hombre que tiene.

Desarrollo de la Batalla de Mícala

Los griegos durante la batalla de Mícala formaron dos alas, a la derecha estaban los corintios, atenienses y soldados de Sición y Trecén. Del lado izquierdo se encontraban los espartanos y otros contingentes. Todos los del ala derecha marcharon en línea recta por el terreno llano costero y los del ala izquierda intentaron flanquear a los asiáticos atravesando un terreno más irregular. De esta forma el ala derecha pudo iniciar el combate, mientras que los soldados de la izquierda avanzaron para rodearlos.

En cuanto a los persas estos siempre se mantuvieron en su terreno, aunque al final tuvieron que romper su formación, para lograr huir hacia la empalizada, aunque tenían a los griegos del ala derecha detrás de ellos. Debido a esto, los soldados del ejército asiático escaparon del campamento, menos las tropas del contingente de tropas etnia persa. Estas se agruparon y combatieron a los aliados en el momento que entraron en el campamento. Haciendo aparición el ala izquierda de los griegos que logró rodear toda la empalizada, tomaron por la retaguardia a los persas y de esta forma lograron poner fin a la batalla.

Características de los combatientes en la Batalla de Mícala

Las características de cada una de estas fuerzas enfrentadas en la batalla de Mícala son las siguientes:

1 – Fuerzas persas

El número exacto tanto de los hombres como de los barcos que estuvieron implicados en esta batalla ha sido un poco difícil de determinar. Pero, se puede concluir que en vista de que la flota persa no se atrevió atacar de inmediato a los griegos, esta debió ser de un tamaño inferior, a la cantidad de la que se tienen registro de que estaba compuesta. Como lo son 300 barcos, además los barcos fenicios (Los fenicios) fueron despachados de la flota persa antes de que iniciara la batalla. Lo que indica que se redujo aún más su fuerza.

En cuanto al número de soldados, existen diferentes hipótesis en cuanto a la cantidad que existían para la batalla de Mícala. La cifra que se aproxima es la de 60 mil soldados que se encontraban bajo el mando de Tigranes. Se cree que esta sea la cifra exacta, ya que esta cantidad de soldados superaba a los griegos, por esta razón se sintieron confiados de abandonar el fuerte para combatirlos.

2 – Fuerzas griegas

Los números exactos de barcos no se pueden determinar, pero según algunos historiadores indican que los griegos tenían dominio del mar. Las naves griegas bajo el mando de Leotíquidas ascendían a 110 trirremes, en cuanto a sus aliados se indica que habían desplegado 270 trirremes. Con esto se puede llegar a la conclusión de que el tamaño de la flota griega, para el momento de la batalla de Mícala era muy superior a la de los persas.

Por su parte los atenienses, pese que enviaron a 8 mil hoplitas a Platea, aun contaban con una gran cantidad de personal humano. Dispuestos a tripular todas la flotas. Considerando el número promedio de tripulantes que pudieron estar en cada una de las naves se estima que unos 50 mil hombres. Aunque solo los que lucharon cuerpo a cuerpo fueron los soldados, los remeros aliados no estaban preparados para un combate a tierra. Es por eso, que de seguro, sólo los infantes de marina fueron los que combatieron en la Batalla de Mícala.

Consecuencias de la Batalla de Mícala

El escenario después de la batalla de Mícala fue el siguiente:

  • El campamento persa fue saqueado por los griegos y los barcos fueron quemados.
  • El rey Leotíquida evacuó los habitantes de las ciudades Jónicas hacia Grecia.
  • La batalla de Mícala le puso fin a la Segunda Guerra Médica.
  • De esta manera también concluyeron las amenazas de una posible futura invasión persa.
  • Los helenos les quedó claro que el imperio Aqueménida por invadir Grecia había desaparecido.
  • Luego de la victoria, la flota fue al Helesponto para destruir los pontones persas.
  • Los medos que quedaron se unieron a Sesto, para luego ser sitiados por los atenienses.

En esta batalla ambos combatientes dieron el todo por el todo, los persas iniciaron luchando dignamente. Y por su pate los atenienses así como el resto de contingentes estaban totalmente enfocados en derrocarlos. Aunque la Batalla de Mícala fue importante en muchos aspectos, carece de protagonismo para todo lo que se logró gracias a ella.

Leave a Reply