Batalla de Caseros - MundoAntiguo

La Batalla de Caseros fue un combate armado que ocurre en pleno proceso de organización política tras la independencia de Argentina, el 3 de febrero de 1852. La causa principal de este conflicto fueron las políticas de Juan Manuel Rosas, gobernador de Buenos Aires, que no permitían libertad comercial ni autonomía para las provincias del interior. Esto impedía el libre comercio entre la Confederación Argentina y Uruguay.

Batalla de Caseros

¿Quienes se enfrentaron en la Batalla de Caseros?

Los bandos que se enfrentaron durante la batalla fueron:

  • Ejército Grande: Comandado por Justo José de Urquiza. Constituido por las provincias de Corrientes, Entre Ríos y Santa Fé, también tenía el apoyo de Uruguay, Brasil y los unitarios exiliados.
  • Confederación Argentina: Bajo el mando de Juan Manuel de Rosas, se conformaba por Buenos Aires y los federales

Las fuerzas rosistas o defensoras de las políticas de Rosas, tenían unos 10.000 infantes, 12.000 hombres de caballería y 60 cañones. Rosas estaba acompañado por Jerónimo Costa, Martiniano Chilavert e Hilario Lagos.

El Ejército Grande de Urquiza tenía unos 24.000 hombres, que incluía un grupo de brasileros y uruguayos. Algunos de los jefes eran Bartolomé Mitre y Domingo Faustino Sarmiento. La mayor parte de las tropas eran gauchos indisciplinados.

Desarrollo de la Batalla

El ejército de Rosas había sufrido muchas deserciones y se encontraba afectado moralmente. Hay historiadores que sostienen que la batalla ya era un fracaso en estas condiciones. Pero la situación del oponente no eran las mejores, habían sufrido también deserciones. Como era la del Regimiento Aquino, que se sublevaron y asesinaron al comandante Pedro León Aquino y todos los oficiales, y migraron al bando rosista.

La batalla

La batalla tuvo una duración de seis horas y los hechos se desarrollaron en el aposento de la familia Caseros, afuera de la ciudad de Buenos Aires. El campo de batalla fueron los espacios del Colegio Militar de la Nación.

Urquiza no se dedicó a dirigir la batalla, sino que cada jefe hizo lo que le parecía. Cargó al frente su caballería y arremetió contra la izquierda del bando enemigo. Mientras tanto, los infantes brasileros, apoyados por la brigada uruguaya y el escuadrón de caballería argentino, toman el Palomar situado cerca del flanco derecho rosista.

Cuando ambos flancos ceden, únicamente el centro quedó en la batalla. El enfrentamiento se redujo a un duelo entra artillería y fusilería. Dos unitarios dirigieron la última resistencia: Díaz la infantería y Chilavert la artillería.

Las balas se habían terminado, por lo que Chilavert mandó a que recogieran las del enemigo y disparó con ellas. Cuando no había más qué disparar, la infantería brasileña avanzó, dando fin a la batalla.

Muerte de Chilavert

Al terminar la batalla y aún con oportunidad de escapar, Chilavert permanece al pie del cañón y es llevado frente a Urquiza. Discutieron y Urquiza le recrimina su abandono de la causa antirrosista. Chilavert replica que el único traidor era él por aliarse con los brasileños para embestir a su patria.

Urquiza ordena fusilarlo por la espalda (muerte reservada a los traidores). Cuando lo llevan a fusilarlo, Chilavert derriba quienes lo tiraban y exige ser baleado de frente con la cara descubierta. Se defiende a golpes y es ultimado golpes de culata y bayonetazos. El cadáver permaneció sin ser sepultado por varios días.

Vencedores y consecuencias  

El Ejército Grande sale vencedor de la Batalla de Caseros. Cuando Rosas ve que la batalla estaba perdida para él y sus hombres, huye a Buenos Aires, herido en una mano. A las pocas horas, gracias a la protección del Cónsul, Rosas se embarcar rumbo a Gran Bretaña y a su exilio. Llegando así el fin de su segundo periodo de gobierno.

Los fugitivos llegaron a Buenos Aires anunciando la derrota. En poco tiempo la ciudad queda cercenada y se inician los saqueos por vándalos. A pesar de la presencia de tropas extranjeras, el orden no se impuso y el vandalismo siguió. El 5 de febrero Urquiza envía tres batallones para que impongan el orden.

Entrada triunfal de Urquiza a Buenos Aires

Quince días después el general entra a la capital, victorioso y montando el caballo del propio Rosas. Se nombra al poco tiempo como gobernador interino a Vicente López y Planes, presidente del Tribunal Superior Buenos Aires

Todos los que sobrevivieron del Regimiento de Aquino fueron asesinados sin juicio y colgaron sus cadáveres en los árboles de la residencia de Rosas, el Palermo de San Benito, ocupada por sus vencedores.

Decreto de la Constitución Argentina

La batalla también coloca a Urquiza como preeminencia, esto le permite congregar a los gobernadores para firmar el Acuerdo de San Nicolás. En este se convoca reunir un Congreso General Constituyente, que llevaría el año siguiente al decreto de la Constitución Argentina de 1853, base de la vigente Constitución de la Nación Argentina. Pero el asunto de la organización nacional no se considera cerrado sino hasta el año 1880. Hasta ese momento continuaron una serie de guerras civiles en la nación.

Bibliografía

  • Batalla de Caseros. (s/f). Enciclopedia de Historia. Fecha de consulta: marzo 18, 2020 desde https://enciclopediadehistoria.com/batalla-de-caseros/.
  • Batalla de Caseros. (2020, 17 de marzo). Wikipedia, La enciclopedia libre. Fecha de consulta: marzo 18, 2020 desde https://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Batalla_de_Caseros&oldid=124341051.

Citar el artículo

MundoAntiguo.net. (31 marzo, 2020). Batalla de Caseros - MundoAntiguo. Recuperado de https://mundoantiguo.net/batalla-de-caseros/

¿Pudiste encontrar lo que buscabas?

tres + 17 =