Akenatón - MundoAntiguo

Akenatón fue el faraón número diez de la dinastía Egipcia XVIII, reinó aproximadamente entre los años 1353 y 1336 a.C., en el periodo que se denominó Imperio Nuevo Egipto. Su reinado inicia lo que se conoce como Periodo de Amarna en la historia del Antiguo Egipto. Asciende al trono cuando tenía 18 años y era conocido con los nombres Amenofis o Amenhotep.

Akenatón

Era el hijo del faraón Amenofis III y se casó con la bella Nefertiti. Se convierte en el primer reformista religioso del que se posee registro histórico. No solo hizo reformas religiosas sino también políticas y artísticas. Es considerado por arqueólogos, históricos y escritores como uno de los más interesantes faraones.

¿Qué hizo Akenatón?

Después de 5 años en el reinado, Akenatón cambia el orden establecido e impone una religión nueva. Estos son algunos de los cambios realizados por el faraón.

Reforma religiosa

Se conoce a Akenatón como el faraón hereje, a causa de la reforma religiosa que emprendió con base en el culto al dios Atón o dios sol. Este nuevo culto colocaba al dios Atón por encima de otros dioses, convirtiendo la religión egipcia en monoteísta. Sería el propio faraón el intermediario entre el dios y los hombres.

La reforma incluyó clausurar los templos de otros dioses, confiscar sus propiedades y eliminar los símbolos que se relacionaran con ellos, especialmente con el de Amón-Ra. De esta forma el faraón recuperaría el poder que había perdido por los sacerdotes de dicho dios.

Cambia su nombre original por Akenatón, que significa el que es grato a Atón. Traslada la capital a una ciudad nueva, la ciudad de Ajetatón, situada entre las dos capitales del Imperio: Tebas y Menfis.

El cambio religioso produjo consecuencias importantes. Las discrepancias entre la sociedad se intensificaron, puesto que se había eliminado precipitadamente el culto a los antiguos dioses. El sistema politeísta se hallaba muy arraigado entre la población.

Crisis económica y política

Se produjo una crisis económica en el reino debido al desmantelamiento de las actividades que se basaban en los lugares de culto a otros dioses. Además, la inmensa cantidad de recursos exigidos para la construcción de la capital nueva y templos al dios Atón, afectó también la economía.

Ocurre una centralización de la economía, esto produjo que se corrompiera la gestión y se volviera caótica. El faraón se ganó muchos enemigos entre el pueblo, las familias nobles y el clero.

Reformas artísticas

El cambio religioso provoca un cambio de los cánones artísticos, conocido como revolución amarniana. Se pasa de la grandeza monumental al descarnado y curiosos naturalismo, donde se observan rasgos de ternura.

La representación idealizada se deja a un lado y se resaltan los rasgos externos, las cabezas son alargadas en la parte posterior, los ojos rasgados, mandíbulas promitentes, labios gruesos, cuellos alargados y estilizados, el vientre pronunciado y contornos redondeados.

Reinado

Ajenatón no figura como sucesor en los documentos de la época, esto apoya la teoría de la muerte prematura de Tutmose, príncipe heredero. Por lo que, al parecer Ajenatón es ascendido a corregente en los años finales del reinado de su padre.

Hereda un estado en buena posición económica y financiera, circunstancia que el joven faraón empleó para sus fines políticos. Probablemente su residencia se hallaba en Tebas, lugar que contribuyó a la construcción de distintos templos durante sus primeros años.

Asciende al trono en el año 1353 a.C., aproximadamente. Se estima que su reino duró unos 17 años aproximadamente. Hay quienes piensas que estos 17 años los hizo en solitario, mientras que otros consideran que incluía también el periodo de corregencia con su padre.

Primer período

Los historiadores piensan que la duración del primer periodo no alcanzó más allá del quinto año. En esta época, Nefertiti cobra importancia como la Gran Esposa Real. En esta primera etapa, no existió ruptura del orden establecido, pero se empezó a producir el cambio que llevaría al culto de Atón.

Periodo de Amarna

Es la etapa histórica más importante del reinado de Akenatón, comprende un periodo de unos doce años aproximadamente. El Periodo amarniense es la época durante el faraón Ajenatón reina en la nueva capital egipcia, Ajetatón.

Este periodo estuvo caracterizado por una serie de reformas sin precedentes en el antiguo Egipto. Se proclama la supremacía del dios del sol Atón, se cerraron los templos de Amón, se prohibió el culto a los dioses tradicionales y los bienes del clero son confiscados a favor del Estado.

El faraón intentó con estos cambios, disminuir el poder que el clero y el sumo sacerdote de Amón habían adquirido con el paso del tiempo. Por ello cambia su nombre original Amenhotep IV, que hacía alusión al dios Amón, y adopta el de Ajenatón en honor a Atón.

Enfermedad del faraón y epidemias en Amarna

En la actualidad, nuevos estudios han revelado que el joven faraón probablemente padecía de una enfermedad crónica, Hidrocefalia. Por otro lado, durante el periodo amarniense se produce una pandemia importante, tal vez se trató de peste bubónica, gripe o poliomielitis.

La peste se origina en Egipto y se extiende por todo el Levante Mediterráneo. La naturaleza exacta de esta plaga sigue siendo desconocida. Las muertes sucesivas en la familia real debieron impactar personalmente al faraón Ajenatón y a todo el reino.

La familia del faraón se vio afectada por consecutivas muertes debido a distintas causas, incluyendo esta peste. Entre los que fallecen se cuentan: Tiy, la reina madre; Nefertiti, la Gran Esposa Real; las princesas Meketatón, Meritatón, Neferura y Setepenra. Todo en un lapso de tiempo entre los años 12 y 17 de reinado.

La prevalencia de la plaga puede explicar lo rápido que la ciudad capital de Ajetatón fue abandonada. Las generaciones posteriores llegaron a pensar que los dioses se habían ido en contra de los reyes de Amarna.

Fin del Reinado de Akenatón

No se conoce con total exactitud cómo llegó a su fin el reinado de Akenatón, no hay crónicas ni documentos de esta época. Mucha de la información sobre este mandato fue eliminada por la Dinastía faraónica XIX.

La cumbre de este reinado se puede ubicar en una gran celebración en el año duodécimo de Akenatón. En este momento la familia se encontraba en pleno: El faraón, su Gran Esposa Real y sus 6 hijas. Después de ese momento, sobreviene el fallecimiento de la princesa Meketatón.

Pasado el año 14, no se menciona a la reina Nefertiti y las princesas Meritatón y Anjesenpaatón toman el puesto de Gran Esposa Real. La muerte de Ajenatón ocurre en el decimoséptimo año de reinado, a una edad aproximada de 30 – 36 años. Fue enterrado en una tumba que se había hecho construir y que se llamó Tumba Real de Amarna.

El cuerpo del faraón es retirado cuando la corte retorna a Tebas y la momia es inhumada en el Valle de los Reyes. Actualmente su sarcófago ha sido reconstruido en las afueras del Museo de El Cairo.

Sucesores

Durante la dinastía XVIII se impuso la costumbre de nombrar un corregente al que se le delegaban funciones políticas y religiosas. Tras la muerte del faraón, el corregente accedía al trono.

Anjjeperura-Semenejkara

Como Ajenatón y Nefertiti solo tuvieron hijas, seguramente planteó un problema sucesorio prematuro. La sucesión de Akenatón no se conoce con certeza, se sabe que Anjjeperura-Semenejkara posiblemente fue corregente durante los últimos años de reinado del faraón o por lo menos su sucesor inmediato.

El reinado de Anjjeperura-Semenejkara fue breve, tal vez uno a tres años. No se sabe cuál era el lazo sanguíneo o político que tenía con el faraón. Entre las hipótesis están que: Era hijo de Akenatón y una reina de menor rango; hermano o medio hermano del faraón; era de la alta nobleza. Incluso hay quienes sostienen que era Nefertiti emulando a Hatshepsut, su antecesora,

Tutankamón

Semenejkara fue sucedido por un príncipe joven que tenía sangre real: Tutankamón. Tomó como esposa a Anjesenpaatón, hija de Nefertiti, ascendiendo así al trono. El periodo de restauración inicio durante este reinado. El faraón modificó su nombre a Tut-anj-Amón, en honor del Amón.

La desaparición precipitada e inesperada del denominado faraón niño, fue el quiebre de esta línea sucesora faraónica. De esta forma se extingue la Dinastia XVIII junto con la muerte de Tutankamón.

Bibliografía

  • Akenatón. (2020, 6 de marzo). Wikipedia, La enciclopedia libre. Fecha de consulta: marzo 12, 2020 desde https://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Akenat%C3%B3n&oldid=124048908.
  • Akenatón: El rey hereje. (2017, 12 de agosto). Amigos de la Egiptología. Fecha de consulta: marzo 12, 2020 desde https://egiptologia.com/akenaton-el-rey-hereje/.

.

Citar el artículo

MundoAntiguo.net. (30 marzo, 2020). Akenatón - MundoAntiguo. Recuperado de https://mundoantiguo.net/akenaton/

¿Pudiste encontrar lo que buscabas?

dieciocho − 17 =