Unificación italiana

Unificación italiana
5 (100%) 1 voto

A principios del siglo XIX la península italiana se encontraba dividida en varios estados y con distintas dinastías que dominaban las diversas áreas de todo el territorio italiano. Aunque existieron procesos previos para unificarlo, generalmente el Imperio austríaco lo impedía.

El proceso tenía la intención de unificar todo el territorio de la península. Sin embargo, para llevarlo a cabo era necesario expulsar a los austriacos ubicados al norte de la península y así poder unir Norte y Sur.

¿Qué fue la Unificación italiana?

Fue un proceso conocido popularmente en Italia como el resurgimiento (“Risorgimiento”) o como la reunificación de Italia. Este movimiento fue llevado a cabo durante el siglo XIX, en el cual se logró la unificación de todo el territorio de la península, actualmente conocido como Italia.

La península se hallaba fraccionada en distintos estados. Algunos, de hecho, se encontraban bajo la dominación de dinastías que no eran consideradas italianas, tales como los Borbones y los Habsburgo, los cuales causaban malestar entre las clases sociales e iban en contra del sentimiento nacionalista y de unificación que empezó a fungir en la península italiana.

¿Cuándo tuvo lugar la Unificación italiana?

Entre los años 1821 y 1849 existieron diversos movimientos de unificación. Sin embargo, estos no tuvieron éxito. Aun así, las corrientes de unificación siguieron en los años posteriores hasta lograr el objetivo en el año 1871.

Mapa de la Unificación italiana

Mapa de la Unificacion Italiana

Con la unificación Italiana se logró consolidar todos aquellos estados que estaban bajo el control de imperios que no eran de origen italiano. Además, la unificación trajo como consecuencia la reclamación de las regiones insulares del recién formado Estado Nación.

Personajes de la Unificación italiana

Aunque la unificación italiana contiene un gran conjunto de personalidades influyentes. Destacan principalmente el rey de Cerdaña Víctor Manuel II junto con su ministro Camilo Venzo, conde de Cavour, quien realizo importantes estrategias de alianzas. Además, Giuseppe Garibaldi contribuyó con las conquistas realizadas al sur de Italia.

Por otro lado, también destacaron en un principio el rey Carlos Alberto de Cerdaña, quien fue padre de Víctor Manuel II. Igualmente, José Mazzini quien se esforzó con gran interés con el fin de obtener la unificación de Italia.

Etapas o fases de la Unificación italiana

La unificación italiana constó de 5 etapas clave que permitieron forjar un estado unido a pesar de las dificultades que se presentaron en todo el proceso:

  1. Guerra contra Austria: El rey de Cerdeña, Víctor Manuel II pactó con el emperador de Francia Napoleón III para una campaña militar unificada. Fue una campaña militar corta y luego de un armisticio firmado por Napoleón III, Lombardía paso al poder de Víctor Manuel II.
  2. Anexo de Toscana, Parma y Módena: Mediante un plebiscito realizado en 1860 fueron incorporados al reino de Cerdeña los estados de Toscana, Parma y Módena.
  3. Revolución de la Sicilia insular y peninsular: Giuseppe Garibaldi se embarcó hacia Sicilia con un ejército de voluntarios denominados ‘camisas rojas’, junto con quienes conquisto la isla. Luego conquisto Nápoles y Calabria.
  4. Anexión de Venecia: Gracias al tratado de Viena el 3 de octubre y el armisticio de Cormos el 12 de octubre en 1866, Italia se anexionó Véneto.
  5. Incorporación de los estados pontificados: Luego de ser ordenada la ocupación de roma por Víctor Manuel II, roma fue incorporada a la unificación Italiana.

Características de la Unificación italiana

  • La participación de la población en este movimiento de unificación se realizó de manera voluntaria. A diferencia de otros países en los que se vivió un proceso parecido, a las personas no se les impuso la voluntad de los representantes de la nación.
  • El motor principal que impulsó el proceso de unificación fue el nacionalismo y los valores patrióticos.
  • No se llevaron a cabo guerras con los estados vecinos.

Desarrollo de la Unificación italiana

Después del año 1870 las revoluciones de separación del estado italiano cesaron. Además, se produjo un movimiento de educación de los sectores del sur de la nación. En cuanto a la atención médica, mejoró, pues se construyeron centros de asistencia y hospitales. Italia se avocó a producir económicamente por medio de la industria, lo cual a su vez detuvo el proceso de emigración que había ocurrido anteriormente. Para los años siguientes y al comienzo del siglo XX Italia se encontraba unificada y próspera.

Leave a Reply