Unificación alemana

Unificación alemana
4.7 (94.34%) 53 votos

Dentro de los procesos de formación de estado, nos encontramos con la unificación alemana, a mediados del siglo XIX (1861 – 1871). El mismo estuvo estrictamente relacionado con conflictos bélicos causados por la ambición y por la expansión del dominio del territorio europeo.

Mapa y Ubicación de la Unificación Alemana

Mapa de la Unificación Alemana

¿Qué fue la Unificación alemana?

Movidos bajo las filosofías de Napoleón Bonaparte, la unificación alemana era la propuesta de consolidar una nación a partir de los 39 estados que hasta esos momentos permanecían independientes y habían sido los sucesores del anteriormente conocido como Sacro Imperio Romano Germánico. Además, la unificación se logró a partir de tres guerras importantes en las que la lucha por el poder y el dominio territorial fueron los protagonistas.

Lectura recomendada: Civilizaciones Antiguas del Mundo

¿Cuándo y dónde tuvo lugar la Unificación alemana?

Aunque no se tiene una fecha exacta de cuando comenzó, los hechos históricos lo ubican a mediados del siglo XIX. Finalizó específicamente en el año 1871, cuando finalmente estados como Sajonia, Baviera y Prusia conformaron un sólo estado. El proceso de unificación quedó sellado como exitoso después de la guerra entre Francia y Prusia, en la que los franceses resultaron derrotados.

Mapa de la Unificación alemana

(VER ARRIBA) Luego de los conflictos en batalla, se consolida el estado germánico. Prusia era el estado que abarcaba más territorio, por lo que era el más dominante, el que tenía más poder. Además, al avanzar las guerras la unificación alemana fue ganando territorios hacia el occidente y el sur de Europa.

Antecedentes de la Unificación alemana

Hasta la mitad del siglo XIX Alemania no era una nación unida, sino que estaba conformada por 39 estados independientes. Prusia era uno de los que más resaltaba. Por eso, Napoleón a través de sus campañas llevó a los pueblos germanos a querer constituirse en nación unificada. Por lo que Prusia tuvo que entrar en conflicto con Austria, Francia y Dinamarca.

A principios del siglo XIX se dio origen a una especie de Estado Nacional alemán, donde tomó gran importancia el que se formara un mercado único en toda la región, el cual fue patrocinado netamente por la clase aristocrática de Prusia.

En el año 1835 se dio formación a lo que se conoció como la unificación de las aduanas Zoelverein. Sin embargo, como las relaciones políticas entre Austria y el reino de Prusia no eran las mejores, además de otras causas que afectaron el proceso, la unificación no se pudo terminar ni siquiera en la primera mitad del siglo XIX.

A partir de 1848, se iniciaron campañas políticas por parte de grupos nacionalistas con mucha más intensidad que antes a fin de motivar y alentar a la unificación de Alemania como un solo estado.

Personajes de la Unificación alemana

Entre los personajes principales que intervinieron en este proceso histórico se pueden mencionar los siguientes:

  • Guillermo I: Fue emperador de Alemania y Rey de Rusia. Primeramente, fue el rey de Prusia sucediendo a Guillermo IV, quien era su hermano mayor, en 1861. Luego, obtuvo el título de Káiser a comienzos del año 1871 hasta el día de su muerte el 9 de marzo del año 1888. Durante su estadía en el poder, fue víctima de dos atentados fallidos contra su vida.
  • Otto Von Bismarck: Nacido en el año 1815, es reconocido por su papel fundamental en el proceso de unificación de los estados alemanes. Debido a la pasión con la que lograba alcanzar sus triunfos en el contexto político y militar, quedó plasmado en la historia el apodo “Canciller de Hierro” para referirse a él. Por otra parte, fue de tendencia conservadora y lideró en los tres conflictos armados que se llevaron a cabo para la conformación del Estado Alemán Unificado.
  • Hermuth Von Moltke: Este Mariscal de origen prusiano, participó y además dirigió las victorias de Prusia en las contiendas liberadas en contra de Francia, Austria y Dinamarca. Adicionalmente, hizo de la guerra su estudio principal. Influenciado por la metodología de Bonaparte y Clausewitz, creó estrategias que le hacían imparable. A pesar de tener en ciertas campañas ejércitos de menor cantidad en comparación con el enemigo, su ingenio le permitía obtener una victoria avasallante.

Etapas o fases de la Unificación alemana

Las etapas de esta unificación se dividen en tres guerras en las que se extendió el territorio de Prusia. Estos acontecimientos fueron:

  • Guerra de los Ducados o contra Dinamarca: Comenzó en el año 1864. El objetivo principal que se tenía en este conflicto era el dominio de dos localidades que eran de origen alemán, pero estaban controladas por los daneses: Holstein y Schleswig. De esta guerra Dinamarca no prevaleció y, por ende, entregó estos dos territorios.
  • Guerra contra Austria: De esta manera se llegó a conocer al conflicto llevado a cabo a partir del año 1866. Esta tuvo como finalidad excluir al estado austríaco de la unificación alemana, pues al igual que Prusia eran poderosos y amenazaban el poder que hasta ese momento había alcanzado Guillermo I.
  • Guerra contra Francia: La misma fue librada entre los años 1870 y 1871. En esta se midieron los ejércitos de Napoleón III y Guillermo I, quien anticipándose al malestar del francés, había reunido a un total de 500.000 militares que derrotaron a las unidades francas en las localidades de Saint Privat, Rezonville y Freschwiller. Para el año 1871 Francia alza la bandera blanca, rindiéndose ante los prusianos y cediendo dos de sus poblaciones: Lorena y Alsacia.

Características de la Unificación alemana

  • Fue un proceso lleno de imposiciones. A quienes habitaban en las poblaciones que abarcó el estado alemán, se les inculcó la religión y el lenguaje del imperio.
  • Las ansias de expansión territorial fue uno de los motores que impulsó este proceso.
  • Se usó la guerra como estrategia para conseguir los objetivos deseados. No hubo paz hasta que la unificación alemana estuvo completada.

Desarrollo de la Unificación alemana

Después de la unificación del estado alemán, comenzó un proceso de impulso en el contexto militar, político, geográfico y económico. Aunado a esto, también se llevó a cabo una campaña educativa que incluyó la promoción cultural para unir a los estados que formaban parte de la recién formada nación.

Leave a Reply