Napoleón Bonaparte

Napoleón Bonaparte
4.9 (98%) 50 votos

Cuando se habla de hombres que han dejado una huella y que pasaron a la historia por sus proezas, el nombre de Napoleón Bonaparte no puede ser dejado fuera. Aunque algunos lo aclaman como un genio militar, legislador y administrador, muchos otros lo acusan de haber desangrado a Europa con sus campañas militares solo con el objetivo del poder y la gloria, pero quizás la base de muchas acusaciones nacen de una campaña de desprestigio debido al temor a lo que su influencia podía hacer en la Europa de las grandes monarquías.

Napoleón Bonaparte nace el 15 de agosto de 1769 y fallece el 5 de mayo de 1821

Napoleón nace el 15 de agosto de 1769 en Ajaccio, capital de Córcega. Viene de una familia de 5 hermanos varones, varios de los cuales colocó al frente de reinados y potentados a lo largo de sus 15 años de gloria. ¿Qué batallas de Napoleón son recordadas aun hoy día? ¿Qué logros obtuvo este gran estratega militar admirado por muchos y despreciado por otros? Te invitamos a leer este breve repaso del Gran Corso.

Biografías recomendadas: Mao Zedong / Benito Mussolini / Simón Bolivar

Batallas más importantes de Napoleón Bonaparte

La principal faceta de Napoleón Bonaparte indiscutiblemente fue su genio militar, desde su juventud destacó como un militar que tenía una habilidad innata para la guerra y comandar tropas, además de ser un gran estratega. Así como Alejandro Magno revolucionó la guerra con sus falanges, y el imperio romano con sus legiones, Napoleón vuelve a cambiar las reglas de la guerra introduciendo técnicas y métodos de organización y movilización que revolucionaron el arte de la guerra, sentando las bases para los combates modernos. El ejército francés se convirtió en una máquina de guerra invencible, y lo demostró una y otra vez en los 15 años de hegemonía francesa. Mencionemos algunas de estas hazañas.

  • Desde el mes de marzo de 1796 hasta abril de 1797 un joven Napoleón Buonaparte (apellido original) de 27 años derrota en Italia (Imperio Italiano) a tres mariscales austríacos avezados, en Lody derrotó a Beaulieu y Sebotendorf, en Arcoli al barón general Alvinczy y en Rivoli al mariscal y conde Von Wurmser.
  • Batalla de Ulm: Esta batalla la libró el poderoso ejército francés contra una Tercera Coalisión formada por Austria, Rusia, Inglaterra y Suecia. Resultó en una victoria de Francia sobre Austria en Ulm, Alemania. Austria, acompañada de una fuerza anglo-rusa decidió enviar un ejército de 72.000 soldados liderados por el barón Karl Mack a luchar contra Baviera, un aliado de Bonaparte. Napoleón quiso adelantarse y ganar tiempo antes de que los rusos se les unieran a los austríacos, así que decidió enviar su ejército de unos 210.000 hombres. Los franceses rodearon a los austríacos y estos se replegaron el Ulm, luego se dieron cuenta de que no podrían resistir el ataque y se rindieron.
  • Batalla naval de Trafalgar, en 1805: En esta batalla el Vicealmirante Nelson derrota y destroza la flota combinada de Francia y España (Imperio Español), logrando Gran Bretaña de allí en adelante la supremacía innegable en el mar.
  • Batalla de Marengo: aquí logró demostrar nuevamente su genialidad al derrotar a las tropas austriacas comandadas por el general Michael Von Melas en junio de 1800.
  • Batalla de Austerlitz en 1805: Napoleón se enfrenta a una poderosa alianza entre Rusia y Austria al mando del emperador austriaco Francisco I y por Rusia el zar Alejandro I, era la tercera coalición en contra de Bonaparte. Esta batalla se considera una obra maestra en táctica militar de Napoleón, prácticamente barrió al ejército aliado.
  • Batalla de Jena: Esta batalla se llevó a cabo el 14 de octubre del año 1806, donde un ejército francés comandado por Napoleón se enfrenta al ejército de Prusia liderado por Federico Guillermo III. Esta batalla significó una victoria más para el poderoso ejército francés y el inicio de la derrota total de Prusia.
  • Batalla de Auerstädt: Esta fue una batalla que se puede llamar como la continuación de un intento prusiano por acabar con el Grande Armée de Bonaparte. Esta vez el rey Federico Guillermo III acompañado del duque Carlos de Brunswick se mide ante una parte del ejército de Francia comandado por Louis Nicolas Davout. Esta batalla, ocurrida el 14 de octubre del año 1806, representó el final del gobierno prusiano por un tiempo, ya que perdió ante Napoleón Bonaparte.
  • Batalla de Eylau: Esta batalla fue tenaz y se llevó a cabo entre el ejército de Francia, que estaba comandado por Napoleón, y el ejército de Rusia, que estaba dirigido por el conde de Bennigsen. Se realizó entre el 7 y 8 de febrero del año 1807 en las cercanías del pueblo conocido como Eylau, Rusia. Después de una gran lucha por parte de los dos bandos, donde utilizaron ataques de caballería, de infantería y hasta de artillería, no se logró definir un claro vencedor, debido a que los dos bandos sufrieron enormes bajas.
  • Batalla de Friedland: Esta batalla se libró nuevamente entre el poderoso ejército francés comandado por Bonaparte y el ejército ruso comandado por el conde de Bennigsen, el día 14 de junio del año 1807, tan sólo unos meses después de la Batalla de Eylau. En esta batalla el conde de Bennigsen con el ejército ruso de 84.000 hombres fue derrotado por el hasta ahora invencible Grande Armée (Gran Ejército). En esta batalla Napoleón demostró la efectividad de la artillería en la guerra moderna.
  • Batallas de Wagram y Znaim: Napoleón se enfrenta al archiduque Carlos de Austria en julio de 1809. Cuarenta batallas donde se contaron 50.000 muertos en total, pero la ventaja la tuvo Napoleón y esto llevó a la rendición de Austria y al matrimonio de Napoleón con la hija del emperador Austriaco María Luisa.
  • Batalla de Dresde, agosto de 1813: Esta fue la última victoria importante lograda por Napoleón, y fue en el curso de la sexta coalición entre Austria, Gran Bretaña, Prusia y Suecia.Las fuerzas aliadas casi duplicaban a las francesas y las bajas de los aliados fueron de más de 38.000 contra solo unas 10.000 de Napoleón, pero los franceses no completaron la victori y esas mismas tropas se reorganizaron y finalmente derrotaron a Napoleón en la Batalla de Kulm.
  • Batalla de Lützen: La batalla se llevó a cabo entre el Grande Armée contra una Sexta Coalisión que estaba conformada por una alianza entre el reino de Prusia y Rusia el 2 de mayo del año 1813. Luego de luchar intensamente durante el día, el combinado de Rusia y Prusia tiene que retirarse de la batalla, con la suerte de que los franceses no tuvieron las condiciones necesarias para perseguirlos y acabar con ellos.
  • Batalla de Bautzen: Esta batalla se llevó a cabo tan solo unos 20 días después de Lützen, el 21 de mayo del año 1813, donde Napoleón vuelve a enfrentarse a un ejército prusiano combinado con rusos. El ejército enemigo contaba con unos 100.000 hombres, mientras que Napoleón contaba con 115.000 más 85.000 dirigidos por el mariscal Ney, ubicados a un día de camino del lugar. Aunque es cierto que fue una victoria para los franceses, no resultó como lo había planeado Bonaparte, debido a un fallo estratégico de Ney, con lo cual el ejército prusiano logró escapar. Esto posiblemente fue decisivo en la cercana batalla de Leipzig.
  • Batalla de Waterloo: Esta fue una batalla decisiva para el ejército francés y para la carrera de Napoleón Bonaparte. Aunque lograron ganar los primeros encuentros contra el ejército británico, tanto los británicos como los prusianos se retiraron a tiempo y no sufrieron una derrota total. Posteriormente, se volvieron a medir, y luego de una larga lucha bajo un clima poco favorable, no se logra divisar una victoria para ninguno de los bandos. Pero sorprendentemente, el ejército dirigido por Blücher logró cambiar la historia y luego de decidir atacar a la Guardia Invencible, hicieron que esta retrocediera por primera vez en la historia. Luego, el frente del ejército francés comenzó a desmoronarse y debilitarse, hasta que finalmente fue vencido por los británicos y sus aliados. Una derrota irrecuperable para Bonaparte.

Otras Batallas para ver: Batalla de Normandía / Batalla de SalaminaBatalla de las Termópilas

Logros alcanzados e influencia de Napoleón Bonaparte

Hablar de Napoleón Bonaparte despierta sentimientos encontrados, pues por un lado es admirable lo que logró en tan poco tiempo, conquistó prácticamente casi toda Europa a fuerza de batallas ganadas, y convirtió a Francia en una potencia militar, con un ejército considerado el mejor del mundo, además de que logró convertirse en emperador de Francia en unos pocos años y elevó a su nación a la gloria.

También es digno de mención su capacidad organizativa y gran habilidad para la estadística, ya que Francia estaba en condiciones muy precarias tanto en sentido político como financiero. La corrupción y el desastre organizativo eran muy graves, el gran corso cambió también esto y sentó las bases para una república organizada, moderna y estableció una nueva constitución, llamada napoleónica, de modo que demostró ser también un legislador brillante. Esa nueva constitución ha sido modelo para las legislaciones modernas que vinieron con los años, incluso creó el consejo de estado, las prefecturas que aun hoy existen y hasta en el tema religioso dictó en el imperio francés la libertad de culto o de religión, adelantándose así a muchas legislaciones modernas.

Por otro lado, existen muchos historiadores y librepensadores que lo condenan, evidentemente el Gran Corso tenía una ambición muy grande, un desmedido deseo de grandeza, algunos lo consideran un megalómano. Esto lo llevó a generar en las monarquías de su época un rechazo tal que lo enfrentaron mediante coaliciones o alianzas vez tras vez hasta lograr en la séptima coalición su abdicación y pérdida total del poder. Se le considera un usurpador y un tirano por sus detractores.

Derrotas y decadencia de Napoleón Bonaparte

Hubo pocas derrotas en batalla donde Napoleón comandaba a su invencible Grande Armée, pero como todo gran estratega cometió sus errores. En 1798, cuando su vertiginosa carrera comenzaba, sufrió un revés que lo inmovilizó por un tiempo, la Armada Británica comandada por el almirante Nelson destruyó la escuadra naval francesa.

En 1805, nuevamente el almirante Nelson le propina una aplastante derrota naval que a la larga jugó un papel determinante en que Napoleón no lograra derrotar a los británicos, y estos siempre fueron la fuerza impulsora detrás de las 7 alianzas que finalmente lo derrotaron. Otro error táctico de Napoleón tuvo que ver con su expansionismo, en España, esto llevó a una guerra de independencia que desangró tanto a España como a Francia, se dice que murieron alrededor de 500.000 hombres a lo largo de unos 8 años hasta 1814, debilitando por supuesto al propio Napoleón. Igualmente le ocurrió con el imperio ruso en 1812 cuando Napoleón se empeñó en una campaña contra el zar ruso Alejandro I, esto terminó en un desastre histórico, de un ejército de más de 500.000 hombres solo regresaron unos 18.000 hombres agotados y desmoralizados.

Lectura recomendada: Revolución Francesa & Revolución La Gloriosa

En 1813 una sexta coalición de naciones lo derrota en la batalla de las naciones en Leipzig, esto preparó el terreno para que un creciente ejército aliado finalmente llegara a París en abril de 1814 y lograra la abdicación del Gran Napoleón, ya con un ejército que no era ni la cuarta parte de las tropas aliadas y cansados de la guerra y del acoso político de las potencias monárquicas.

Muerte de Napoleón Bonaparte

Al ser derrotado Napoleón en 1814, es enviado a la isla de Elba. Esperó un año y como gran estratega se percató del descontento del pueblo francés con el regreso de la monarquía, escapa del exilio en la isla de Elba con solo 1.000 hombres y sin disparar un solo tiro, toma nuevamente el poder en Francia. Rápidamente consigue el mando del quinto regimiento francés, las tropas lo aclaman y así da comienzo el ocaso de Napoleón o imperio de los 100 días.

Inmediatamente se forma la séptima coalición o alianza formada por Gran Bretaña, Rusia, Prusia, Suecia, Austria, Países Bajos y varios estados alemanes. Napoleón no pierde tiempo y lanza su estrategia, ataca primero antes que todos esos ejércitos se unan. Sale en campaña hacia Bélgica y aunque al principio logra ganar varias batallas, finalmente es derrotado por el duque de Wellington, el 18 de junio del año 1815. Es obligado a abdicar y finalmente es llevado prisionero a la isla de Santa Elena en el Atlántico en julio de 1815, allí muere 6 años después el 5 de mayo de 1821.

Leave a Reply