La Guerra de Yugurta

La Guerra de Yugurta
5 (100%) 2 votos

De esta manera se denominó a la guerra que tuvo lugar entre Roma y Numidia durante los años 112 a.C. hasta el 105 a.C. Se le dio ésta denominación debido al nombre del sobrino del rey Micipsa, quien de manera cruel y despiadada destronó a los sucesores inmediatos al reino de la ciudad situada al norte de África llamada Numidia, Hiempsal y Aderbal. Hiempsal fue asesinado, y Aderbal pudo buscar asilo y apoyo en la ciudad de Roma.

Causas de la guerra de Yugurta

Antes de morir el rey Micipsa, Yugurta fue enviado hacia la localidad de Hispania, pues el rey sentía gran envidia debido a la popularidad de la que disfrutaba Yugurta. Esta jugada política permitió que Yugurta aprendiera de los romanos lecciones y estrategias de guerra que serían de gran utilidad en el futuro. Aunque los númidas tenían armamento muy inferior en comparación con los romanos, Yugurta aprendió a usar los recursos que tenía a su alcance al pelear guerras, generando de esta manera una guerrilla que cada vez cobraba más auge en contra del imperio romano.

Luego de morir Micipsa, Yugurta se encargó de la muerte de Hiempsal a manos de soldados que lo apoyaban y, además, combatió con Aderbal, lo venció, haciendo que éste huyera hacía Cartago. Estos conflictos hicieron que los romanos enviaran a comisionados con la finalidad de conocer la situación política. Las investigaciones se realizaron dos veces, sin embargo en ambas ocasiones, dichas comisiones no tuvieron los resultados que Roma esperaba. Durante la primera investigación Yugurta se defendió alegando que el asesinato de Hiempsal se trataba de defensa, pues éste procuraba matarlo, acto seguido, los romanos se retiraron. En la segunda ocasión Yugurta no estuvo dispuesto a negociar con los senadores de Roma, quienes tuvieron que regresar a su país sin lograr los resultados deseados.

Después de la derrota de Cirta en el año 112 a.C., la cual había sido sitiada por Yugurta y que estaba en su mayoría poblada por mercaderes romanos, el Senado de Roma sólo aceptaría no hacer la guerra en contra de Yugurta a menos que éste se rindiera de forma plena. No obstante, Yugurta no aceptó tales condiciones.

Lecturas bélicas recomendadas: Guerras Medicas & Segunda Guerra Mundial

Desarrollo de la Guerra de Yugurta

Aunque eran menos avanzados que los romanos, los númidas bajo la comandancia de Yugurta no fueron presa fácil. La guerra de Yugurta se dividió en tres campañas arduas en las que ambos bandos demostraron sus conocimientos militares y emplearon las mejores estrategias de las que disponían.

Campañas de la Guerra de Yugurta

  • Primera campaña: Ésta transcurrió durante los años 110 a 109 a.C. Lucio Calpurnio, quien era un cónsul romano fue el encargado de dirigir al ejército. Conquistaron rápidamente algunas provincias de Numidia. Ante tal invasión, Yugurta propuso una tregua y un soborno al imperio romano. Éstos lo citaron a testificar ante el senado, sin embargo, durante su estadía en Roma asesinó a Massiva, quien también era heredero para gobernar Numidia, lo cual le procuró la expulsión de Roma y por ende, el cese de la tregua y las negociaciones de paz.
  • Segunda campaña: Se llevó a cabo entre los años 109 a 107 a.C. Liderados en esta oportunidad por Quinto Cecilio Metelo, Debido a la honradez que caracterizaba al cónsul romano Yugurta intuyó que no podría recurrir a tácticas de soborno, por lo que realizó varias campañas para lograr la paz. Aun así Metelo entrenó al ejército que tenía a su mando y los preparó para la batalla, trayendo la victoria sobre Yugurta, lo que hizo que el rey de Numidia recurriera a alianzas con el rey Boco.
  • Tercera campaña: Ésta se llevó a cabo desde el 107 al 105 a.C., fue controlada por Cayo Mario, quien también era un cónsul del imperio romano. A pesar de las masivas bajas en el ejército y la inexperiencia de los combatientes en éste período, el cónsul romano los incentivó al ofrecerles el despojo de las ciudades que iban conquistando. Con este sistema de motivación, se consiguió el control de poblaciones que se consideraban impenetrables como Caspa o el fortín que se encontraba cercano al río Malva. Ganando poco a poco terreno que preparó la caída de Yugurta.

Te recomendamos leer: Civilizaciones Antiguas del Mundo

Resultado de la Guerra de Yugurta

El rey Boco traicionó a Yugurta, haciendo un pacto con Cayo Mario. Lo engañaron al hacerle pensar que lo invitaban a una reunión pacífica, cuando en realidad se trataba de un señuelo en el que fue apresado y entregado a los romanos. En el año 104, es llevado a Roma en cadenas y es paseado por la ciudad a fin de pronunciar la victoria de Cayo Mario sobre el reinado de Numidia. Después, fue encarcelado en la conocida y temida fosa Tuliana, allí estuvo recluido por un par de días hasta que murió estrangulado a manos de verdugos.

Leave a Reply