Imperio Italiano

Imperio Italiano
4.8 (95.29%) 17 votos

El Imperio Italiano se consagró entre mediados del siglo XIX y mediados del XX, específicamente entre los años 1861 y 1946, y abarcó zonas de Europa Central, parte de África y el Egeo.

Alcanzó su máxima expansión de territorio en el año 1940, (a pesar de esto, no abarcó ninguna región de América ni Asia, a excepción de Tianjin, China). Los italianos lograron conquistar Etiopía a través de un sistema fascista, con lo que dio inicio al crecimiento del imperio muy rápido.

Mapa del Imperio Italiano (en 1940)

Organización política del Imperio Italiano-

En teoría el gobierno de Italia era una Monarquía Constitucional, pertenecía a un monarca (rey) quien gobernaba por medio de los ministros. Los ministros eran elegidos a través del voto restringido, esto ocurrió desde 1861 a 1922.

La constitución del Statuto Albertino era el documento de gobierno. A pesar de que teóricamente la cámara de ministros era responsable ante el rey, el gobierno no hubiera permanecido en el cargo sin el apoyo del parlamento.

La dinastía de reyes del imperio italiano era de la Casa de Saboya, una familia de nobles del norte de Italia. Algunos reyes fueron:

  • Víctor Manuel II: Reinó desde 1861 hasta 1878.
  • Humberto I: Reinó desde 1878 hasta 1900.
  • Víctor Manuel III: Reinó desde 1900 hasta 1946.
  • Humberto II: Reinó durante el año 1946.

Por otro lado, durante el periodo de 1922 a 1943 Italia se convirtió en una dictadura fascista, liderado por el para ese entonces Primer Ministro Benito Mussolini. El fascismo, régimen totalitarista, aplastó a la oposición.

Benito Mussolini actuó en función de promover la modernización económica, los valores sociales tradicionales y un acercamiento a la religión por medio de la Iglesia Católica. Se hizo un alcance total hacia la alfabetización de las poblaciones del sur de Italia, se construyeron centros de atención médica, entre otras cuestiones. Estos esfuerzos por mejorar la calidad de vida de los italianos retrajo la enorme emigración que había sucedido en las décadas anteriores.

No obstante, el régimen fascista también fue protagonista de conflictos internacionales. Entre los años 1935 a 1940 hubo la guerra en Etiopía, enfrentamientos con la Liga de Naciones, crecimiento de la autarquía económica y semi-nazificación.

Caida del Imperio Italiano

La caida del Imperio Italiano fue un momento rápido, de gran desastre luego de una devastadora derrota en 1943, momento en que los regímenes fascistas de la zona (aka Nazismo) estaban en pleno proceso de eliminación (segunda guerra mundial). Esto resultó en una amplia reducción del territorio italiano, habiendo sido incluso expulsados del norte de África y África Oriental.

Religión del Imperio Italiano

La religión más antigua presente en Italia es el judaísmo, el cual ha tenido una presencia constante en el país desde antes de la llegada del cristianismo. De hecho, la comunidad judía en Italia tiene aproximadamente unos 45.000 individuos.

Sin embargo, la religión por excelencia del Imperio italiano fue el cristianismo, la cual ha proliferado desde la época de los apóstoles, siendo el catolicismo la confesión mayoritaria de los italianos.

Adicionalmente, se difunden en Italia otros movimientos religiosos como el budismo, hinduismo y sikhismo. Estas religiones han sido reconocidas por el Estado italiano y están agrupados en la Unión Budistas Italiana y en la Unión Hinduista Italiana respectivamente. Otras religiones como los mormones y los Testigos de Jehová son las confesiones con más adherentes en el país después del catolicismo y el islam.

Economía de los italianos

Con el inicio del Imperio Italiano, la mayoría de las empresas de la parte del sur de Italia fueron gradualmente desmanteladas, cerradas o reubicadas en la parte norte del país, lo que llevó a la irregularizacion del proceso de industrialización de Italia, quedando apenas (y con suerte) el Norte como zona industrializada del pais. Debido a esto, el Norte es la única zona del Imperio de Italia que ha tenido mayor crecimiento económico y ha sido el foco de sindicatos y partidos de izquierda.

La parte sur del Imperio italiano fue más rural, dependiente de las actividades agrícolas, siempre de caracter pobre y conservador dado que no habia mucha fuente de trabajo. Debido a estos cambios, el sector agrícola ha tenido cada vez menos población activa y participación, afectando de esta manera el abastecimiento de la demanda alimentaria de la población.

La agricultura se ha extendido hacia el cultivo de cereales, leguminosas, hortalizas y flores. Por otro lado la industria que floreció rápidamente en la parte de norte de Italia fue la textil y la automoción. Ésta faceta de la industrialización italiana ha sido el motor económico para el desarrollo del país desde la segunda mitad del siglo XX.

Personas destacadas del Imperio italiano

De este período de la historia italiana, son famosos aquellos que influyeron en la unificación y formación del reino del país. Algunos de estos personajes fueron:

  • Camillo Benso, conde Cavour: Fue un político y estadista. Aceptaba algunos principios de la democracia que promovía Giuseppe Garibaldi, pero insistía que el régimen político debía ser controlado por una élite, pues él sólo aceptaba la participación en la política de la clase media y burgués. En 1861 cuando se logró la unificación de Italia se cumplió el más preciado proyecto de Cavour.
  • Giuseppe Garibaldi: Nacido en 1807, en la ciudad de Niza, fue un militar y político. Junto al rey Víctor Manuel II, fue uno de los líderes principales en la unificación de Italia. Fue marinero, capitán de la marina de Piamonte y luchador por las libertades de los pueblos. Falleció el 2 de junio de 1882.
  • Benito Mussolini: Conocido con el Duce, nació en 1883 y fue el primer ministro italiano con poderes dictatoriales a partir del año 1922. Paso de tener el tercer puesto en el escalafón del Partido Socialista Italiano a ser el más alto promotor del fascismo dentro del país. El régimen que instituyó tenía rasgos militares, nacionalistas y estaba en oposición al liberalismo y el comunismo. Mussolini fue aliado de Adolf Hitler durante la Segunda Guerra Mundial. Tras perder la guerra, Mussolini fue fusilado el 28 de abril de 1945 ante las puertas de Villa Belmonte.
  • Pietro Badoglio: Responsable de conducir a Italia después del golpe de estado sucedido en el año 1943, este destacado político militar de 72 años sustituye Benito Mussolini como Presidente del Consejo de ministros de Italia. Sus primeras medidas en el cargo fueron declarar la ley marcial que le daba poder a las fuerzas armadas para administrar la justicia y el resguardo del orden público, además de iniciar negociaciones con los aliados para llegar a un acuerdo de paz. Fallece en el año 1956.
  • Alcide De Gasperi: Nacido en año 1881, durante la Primera Guerra Mundial fue el responsable del Comité de los Refugiados. Mediante esta institución ayudó a quienes eran presos políticos del gobierno austriaco. Fue detenido y condenado a cuatro años de prisión y después de ser liberado quedó bajo la supervisión estricta del régimen de Mussolini. Alcide De Gasperi pasa sus últimos años de vida dedicados a la Italia de Postguerra y su reconstrucción. Fallece en 1954.

Cultura del Imperio italiano

Es el conjunto de reconocidas manifestaciones autóctonas. Italia es famosa por sus monumentos, gastronomía, vinos, estilo de vida y entretenimiento. Desde el renacimiento hasta la actualidad, Italia ha resaltado por su arte que evoca el estudio y la imitación de la naturaleza, el drama y la poesía.

Pintura del Imperio italiano

Tenían carácter decorativo a pesar de ser verdaderas composiciones artísticas. Las expresiones más comunes eran, el paisaje, la caricatura y el retrato.

  • Paisaje: Consistía en plasmar un instante fugaz, ya fuera de luz o una anécdota, en plena naturaleza. Esta expresión permitió que la naturaleza dejara de ser objeto de temor para convertirse en un objeto estético, en una obra de arte que admirar.
  • Caricatura: Su técnica usual implica exagerar o distorsionar la apariencia física de una persona o grupo de individuos como un retrato de la sociedad. Es una representación humorística con el fin de generar un efecto grotesco. Su intención generalmente es satírica con el fin de instar el cambio político o social.
  • Retrato: Es la expresión plástica de una persona. En éste, predomina la cara y la postura de la persona. La intención es reflejar la semejanza, personalidad e inclusive el estado de ánimo del retratado. Es una imagen compuesta de la persona en estado de quietud.

Música del Imperio Italiano

En un intento de revivir la tragedia Griega clásica, nace la ópera. Ópera era el término que se le daba al “Drama musical” o “Fábula musical”, el cual consistía en un diálogo hablado o recitado que iba acompañado por una escueta línea de bajo. La ópera combina elementos de comedia y tragedia de una manera tal que permite despertar la sensibilidad de los espectadores. La ópera italiana estableció el estándar para los futuros compositores.

Literatura del Imperio Italiano

El proceso de unificación de Italia y lo que conllevó fue el momento en el que se estableció el dialecto toscano como lengua oficial del país. En esta decisión influyo de gran manera que las grandes figuras de la literatura habían utilizado dicho dialecto previamente en sus obras literarias.
Por esta razón se reconoce como autores italianos a aquellos escritores que hayan utilizado dicho idioma.

Grandes aportes de los italianos (Imperio Italiano)

La cultura italiana ha influido en los campos de la gastronomía y la industria del transporte.

  • Gastronomía: Es muy variada. Al ser unificado en 1861 la cocina Italiana es el reflejo de la variedad cultural y diversidad histórica. Alcachofas, guisante, perejil, melones y manzanas, así como el vino y el queso, muchos tipos de carnes y granos ya se empleaban al cocinar, pero luego se añadieron a estos las patatas, tomates, pimientos y maíz, indispensables para crear la variedad hasta hoy existente. La cocina italiana es muy imitada y practicada en todo el mundo.
  • Industria del Transporte: Las empresas Ferrari, Lamborghini, Maserati y Vespa son fabricantes de automóviles y motos de competición y lujo. Estas empresas manufactureras han revolucionado la industria de las ruedas, aportando productos de calidad reconocidos a nivel mundial.

Leave a Reply