Imperio Babilónico

Imperio Babilónico
4.5 (89.77%) 43 votos

El imperio babilonio se ubicaba en la parte centro-sur de Mesopotamia, con su capital en la ciudad de Babilonia entre los años 1792 y 539 a.c. el cual se extendió también por las regiones de Sumeria y Acad.

Las tradiciones de estos dos pueblos influenciaron notablemente a los babilonios y asirios, por ello Babilonia se convirtió en un centro cultural poderoso de aquel tiempo. Sin embargo, a pesar de esta influencia cultural, los babilonios no perdieron su lengua nativa, el acadio, el cual se mantuvo como lengua oficial hasta la extinción del mismo.

Mapa del Imperio Babilónico

Organización política de los babilonios

Se considera que Babilonia tenía una organización política avanzada debido a sus grandes construcciones y toda la belleza que emanaba. El sistema político de los babilonios era monárquico y estaba dominado por un rey que, según se creía, era nombrado por el dios Marduk como representante terrestre. Este estaba encargado de administrar y dirigir al pueblo en aspectos políticos sin mayor autoridad, sólo como especie de intermediario entre el dios Marduk y el pueblo.

Además, existía otro grupo dirigente constituido por sacerdotes, jefes militares, comerciantes y propietarios de edificaciones en Babilonia. Por último, estaban los esclavos quienes eran en su mayoría prisioneros de guerra y exiliados en Babilonia, quienes servían a los miembros de estratos sociales superiores.

Religión de los babilonios

Los babilonios eran una sociedad politeísta (adoraban muchos dioses), pero el dios principal era Marduk, el cual según creían los babilonios dominaba a los demás dioses y también a la ciudad de Babilonia. En este sentido, también es importante mencionar la función de los sacerdotes, quienes se encargaban de interpretar y comunicar el mensaje de los dioses y se creía que podían adivinar el futuro.

Por otro lado, los babilonios tenían la creencia de que después de la muerte el alma seguía viviendo y alimentándose de los vivos en el infierno, por eso construían tumbas sencillas.

Dioses de los babilonios

Los dioses babilonios eran más bien deidades con rasgos humanos, ya que se representaban con cualidades, y más interesante aún, con defectos, sentimientos y pasiones que comunicaban al pueblo para ser adorados. En Babilonia se adoraron muchísimos dioses, entre ellos:

  • Marduk: El dios más importante de los babilonios, considerado el dueño de la ciudad de Babilonia.
  • Sahmash: Era el dios del sol para los babilonios, una deidad muy venerada antes y después del imperio babilonio.
  • Ishtar: Fue la diosa del planeta Venus, relacionada con el amor y la guerra, muy parecida a la Venus de la mitología romana y Afrodita de la griega.
  • Anu: Dios del cielo, pero no por eso fue el más importante, como en otras culturas.
  • Sin: Se consideraba el dios de la luna y padre de Sahmash.
  • Ea: Este representaba al dios de las aguas.
  • Enlil: Dios del aire.

Economía de los babilonios

La principal fuente de economía en Babilonia representaba la agricultura, los cuales utilizaban un sistema de riego a través de acueductos, técnicas que adquirieron de los pueblos a quienes absorbieron, los acadios y sumerios. Además, la ganadería también formaba parte importante de su economía.

Por otro lado, utilizaban el sistema de impuesto o tributo de los pueblos a quienes dominaban y también de sus ciudadanos en base a la tierra que habitaban. No podemos dejar a un lado, el desarrollo del comercio y la arquitectura, las cuales se convirtieron en fuente de ingresos para el imperio.

Personas destacadas de los babilonios

Varios fueron los personajes que destacaron en la historia del imperio babilonio, entre ellos los reyes de las distintas dinastías que tuvieron lugar en aquella región. Entre los reyes más destacados podemos mencionar los siguientes:

  • Hammurabi: Este representó al sexto rey del imperio babilonio, en la dinastía amorrea que abarcó los años 1792 y 1750 a.c. el cual se encargó de seguir extendiendo el territorio dominado por Babilonia y mejor conocido por realizar el Código de Hammurabi, el primer código de leyes de la historia.
  • Nabucodonosor I: Gobernó en la II dinastía de Isin, la cual abarcó aproximadamente los años 1125 a 1103 a.c. Nabucodonosor I fue el rey que rescató la estatua de Marduk y el Código de Hammurabi, robados por un rey elamita años atrás.

Cultura de los babilonios

Babilonia fue considerada un centro cultural impresionante, ya que poseía hermosas edificaciones y los famosos jardines colgantes que resultaban únicos en aquella época, además de un sistema de gobierno centralizado, por lo que muchos pueblos se asentaban alrededor de esta ciudad.

Monumentos de los babilonios

  • Jardines colgantes: Esta es la más grande construcción del imperio babilonio. Fueron construidos por mandato del rey Nabucodonosor II para su amada esposa Amytis, los cuales se alimentaban de las aguas del río Eufrates. Contenía vegetación traída desde fuera de Babilonia y organizadas en varios pisos.
  • Etemenanki: También se conoce como la Torre de Babel, y representa un zigurat de la ciudad, lugar religioso de enorme grandeza, el cual estaba dedicado a Marduk.
  • Puerta de Ishtar: Este era una entrada a la ciudad de Babilonia desde el lado norte, por la cual pasaban las procesiones recorriendo la parte monumental de la ciudad. Aún se conserva esta puerta en Alemania.

Pintura de los babilonios

La pintura babilónica representaba distintos temas, tales como: guerras, historias mitológicas, episodios de ofrendas, investiduras y algunos sacrificios. Estas pinturas eran bastante primitivas en lo que tiene que ver con perspectiva y proporción de tamaños, pero al mismo tiempo lograban representar de forma fidedigna detalles de la cultura y sobre todo del aspecto de personas y objetos de aquel tiempo.

Por eso, se puede distinguir aspectos como ojos grandes, cabellera rizada, caras inexpresivas, color de piel, bordados y franjas en la vestimenta, entre otras cosas.

Música de los babilonios

La música de los babilonios se conoce gracias a pinturas, esculturas y bajo relieves que han sido encontrados en las ruinas de ciudades como Nínive y Ur, ya que no hay un registro específico de cómo era la música en el imperio babilonio. Sin embargo, se sabe que era apreciada por estas culturas, ya que Nabú era el dios de la música y Nina la diosa cantante. Además, se conoce del canto mágico, una especie de frases rítmicas que se recitaban continuamente con distintos objetivos, entre ellos sanar enfermos, devolver la vida a los muertos, entre otros.

Grandes aportes de los babilonios

Los babilonios dejaron un legado que cuenta con aportes culturales muy ricos en distintos campos como la medicina, la astronomía y las leyes. Podemos mencionar los siguientes:

  • Los babilonios realizaban cirugías, diagnosticaban y prevenían enfermedades, las cuales eran registradas por escrito.
  • Crearon un compendio de leyes judiciales (el más antiguo conocido) que regían el comportamiento de las personas.
  • Desarrollaron aleaciones de metales con las que creaban armas y herramientas de trabajo.
  • Lograron crear un lenguaje escrito, el cual se utilizaba en cilindros y tablillas de barro y piedra, a fin de plasmar su cultura y tradición.
  • Crearon ladrillos vitrificados, los cuales se utilizaban para decorar templos y palacios, con un aspecto esmaltado que le daba belleza y suntuosidad.
  • Adquirieron conocimientos en el campo astronómico, logrando calcular la distancia entre la tierra y el sol, los equinoccios y los solsticios, cuantos planetas hay en nuestra galaxia y hasta la forma de la tierra.
  • Los conocimientos matemáticos de los babilonios les permitieron construir templos y edificios de gran tamaño.

Leave a Reply