Herramientas de la prehistoria

Herramientas de la prehistoria
4.6 (92.31%) 13 votos

El ser humano siempre ha visto la necesidad de contar con herramientas o instrumentos que le ayuden a realizar sus trabajos diarios en menos tiempo y de una forma más precisa y eficaz. Esta práctica se ha mantenido hasta nuestros días, los cuales le deben mucho a las herramientas que fueron inventadas por el ser humano hace miles de años. Por eso, en este artículo hablaremos con más detalle sobre las herramientas de la prehistoria y el uso que le daba el ser humano.

Desarrollo de las herramientas de la prehistoria

Es muy claro que las herramientas de la prehistoria fueron desarrollándose y evolucionando a medida que el hombre comenzó a modificarlas hasta conseguir lo que quería y lo que necesitaba. Cada vez se creaban herramientas más eficaces y prácticas para realizar sus tareas diarias de formas más rápida y con menos esfuerzo.

Por ejemplo, podemos decir que las primeras herramientas consistían en piedras astilladas o talladas de formas muy rudimentarias y mezcladas con madera y palos, las cuales servían para machacar, cortar pieles o dividir trozos grandes de carne.

Pero a medida que pasaba el tiempo, el ser humano adquiría más experiencia y habilidad en la creación de armas y herramientas, pasando a ser ahora piedras pulidas, que si bien tomaban más tiempo de elaboración, también es cierto que resultaban muchísimo más duraderas.

A partir de ese período, conocido como Neolítico, el hombre también comenzó a ser más sedentario y a establecerse en zonas de forma permanente, lo cual requería que elaborara viviendas para protegerse y vivir con su familia. Luego, llegó el momento de aprender a cultivar la tierra y extender su dieta, no sólo a carne animal, sino también a hortalizas y frutas cultivadas por él mismo.

Por último, con el descubrimiento del fuego, se comenzó la elaboración de herramientas a partir del metal, lo cual les permitió crear herramientas sumamente duraderas y de mayor eficacia. Tal fue el alcance de este desarrollo, que hasta el día de hoy seguimos utilizando los metales para la elaboración de herramientas cotidianas.

¿Cuándo se elaboraron las primeras armas de la prehistoria?

Se piensa que la elaboración de herramientas y armas de uso cotidiano se iniciaron en algún punto del período conocido como Paleolítico inferior, donde el ser humano tuvo que dar un salto en su desarrollo a fin de sobrevivir de forma superior a los animales que existían en aquella época.

Herramientas de la prehistoria

Una vez creada la primera herramienta, el hombre se da cuenta que puede lograr lo mismo en cada tarea de su vida, no sólo utilizando armas para cazar, sino también utilizando herramientas que le permitan dividir la carne, cortarla, raspar la piel para elaborar ropa y muchas otras cosas. Por eso, a continuación hablaremos de las herramientas que se inventaron en la prehistoria.

Buriles

Se conoce como buril a la herramienta creada a partir de piedra por medio de un proceso llamado golpe de buril, dejando una pieza un tanto filosa y aplastada que permitía fabricar otros utensilios de asta o de hueso, tales como los arpones o las azagayas, los cuales eran utilizados para distintas cosas.

Puntas de flecha

Las puntas de flecha eran herramientas afiladas que se ubicaban en la parte anterior de una flecha para conferirle velocidad, estabilidad y precisión a la misma, una vez que era disparada. Estas herramientas se elaboraban de piedras o de algún material orgánico, pero con el paso del tiempo se incluyó también al metal a fin de darle mayor durabilidad y eficacia.

Raederas

Este utensilio era muy útil para realizar labores de raspado con un movimiento tipo transversal, pero al mismo tiempo era utilizado para cortar en un movimiento longitudinal, ya que estaba elaborado sobre una lasca, la cual se le afilaban los bordes y se le dejaba una punta de corte muy funcional y uniforme.

Punzones

Los punzones eran realizados mediante tallar un hueso por dos extremos, de tal forma que se pudiera dejar una especie de hueco para hacer presión, y en el otro extremo una punta que servía para perforar cualquier otro objeto o material.

Hachas

Las hachas de la prehistoria eran otro de los instrumentos de trabajo útiles y eficaces para el hombre de aquella época, ya que consistían en una piedra tallada con una forma amigdaloide, sujetadas a través de ligaduras o tiras a un palo de tamaño variable, logrando formar un ángulo de 90° y una herramienta de defensa eficaz. Posteriormente, estas hachas se realizaban de diorita y otras de basalto pulido, lo cual le daba una mejor calidad y durabilidad.

Raspadores

Los raspadores eran otra de las herramientas que se elaboraban a partir de lascas talladas y trabajadas en un extremo para darle un frente cortante pero no tan afilado, de tal forma que no cortara el material que se estaba raspando. Algunas tenían los dos extremos trabajados para realizar un trabajo más rápido y eficaz. Con el tiempo se diseñaron con un mango que permitía controlar la herramienta sin sufrir daños en las manos.

Leave a Reply