Guerras de Independencia Hispanoamericanas

Guerras de Independencia Hispanoamericanas
4.9 (98.64%) 44 votos

A finales del siglo XVIII se iniciaron los primeros ideales independentistas en las tierras hispanoamericanas, las cuales estaban cansadas del opresivo dominio español. En este sentido, comenzaron a darse cuenta que era muy diferente la vida en la metrópolis de aquel momento, es decir, España, que vivir en las tierras colonizadas por ellos.

Esto les hizo tomar conciencia y empezar a esperar el momento oportuno para iniciar el movimiento independentista. Una vez llegó ese momento, el resto son todas Guerras Independentistas.

¿Qué fueron las Guerras de Independencia Hispanoamericanas?

Las Guerras de Independencia Hispanoamericanas se describen como todos aquellos conflictos que ocurrieron a principios del siglo XIX, los cuales llevaron a la separación del dominio español sobre el territorio americano, creando así distintas naciones autónomas frente a la corona de España y su control. Estas guerras fueron una mezcla entre el concepto de guerra civil y guerra internacional.

Con la creación de juntas de gobierno autónomas en distintas partes de América latina se dio inicio formal a las llamadas Guerras de Independencia Hispanoamericanas. En estas juntas fueron protagonistas muchos hombres que posteriormente se convirtieron en los libertadores o padres de la patria, por decirlo así, de las naciones que surgieron como consecuencia.

Entre estos países se cuenta a la mayoría que actualmente existen en Latinoamérica, como Ecuador, Guatemala, Argentina, Venezuela, Chile, Paraguay, México, Uruguay, Bolivia, Perú, Colombia, Nicaragua, Costa Rica, Honduras y El Salvador. Sólo algunos otros países de habla hispana, como Puerto Rico, Cuba, Panamá y República Dominicana, deben su origen a otros movimientos independentistas.

Antecedentes de las Guerras de Independencia Hispanoamericanas

En norte América, los Estados Unidos estaban gestando un proceso de independencia contra el imperio Británico. Esta guerra se inició en 1775 y se extendieron hasta 1783, cuando Estados Unidos alcanzó su independencia definitiva de Gran Bretaña. Este movimiento tuvo una gran influencia en las colonias que España dominaba a lo largo de América, creándose un ambiente que impulsó los movimientos independentistas de manera casi simultánea a partir del siglo XVIII.

En América se habían instaurado virreinatos que actuaban en representación de la corona española, los cuales defendían los intereses territoriales y económicos de España. Este sistema de gobierno solo le permitía tener derechos políticos y comerciales a los españoles, pero los criollos, quienes eran blancos descendientes de españoles, nacidos en América, eran restringidos de estos privilegios. Estas circunstancias crearon descontento en la creciente población de criollos de toda América.

Por otra parte, los indígenas y los negros traídos de África, vivían en constante descontento, ya que eran esclavizados y no tenían ningún tipo de derecho, ni voz ni voto en el sistema de gobierno y en la sociedad civil. Estas condiciones propiciaban un gran malestar general que logró unir a criollos, indígenas y negros en una contienda de emancipación en contra de la corona española.

En medio de estas circunstancias, España enfrentó una invasión por parte de Francia en el año 1808, la cual dio inicio a una batalla de independencia en la península ibérica, una que se extendió hasta el año 1814. Aunque lograron librarse del dominio francés, la nación había quedado diezmada y destruida por la guerra librada. Los españoles también cayeron en una gran recesión económica que se agudizó por la caída en la producción de alimentos y manufacturas a causa de los estragos producidos por la guerra. Estas condiciones les dificultaron mantener el control sobre sus colonias en América.

Causas de las Guerras de Independencia Hispanoamericanas

Fueron muchas las causas que llevaron a la independencia de américa del dominio español (Imperio Español). Entre ellas podemos mencionar las siguientes:

  1. El descontento de los americanos hacia los criollos, o españoles nacidos en América, quienes les daban un trato injusto bajo un sistema de castas que lo único que lograba era explotar al resto.
  2. Los criollos mismos estaban descontentos porque no podían ejercer un libre control sobre el sistema político ni comercial de América. Todas sus actividades se veían entorpecidas por el control de España.
  3. Como se consideraba que Hispanoamérica era un bien de explotación que había sido heredado por las coronas españolas, llevó a que cuando Fernando VII fue atacado y retenido en Francia, se crearan juntas de gobierno en los distintos virreinatos en América a fin de sustituir el dominio español sobre estas tierras.
  4. A pesar del apoyo de los criollos hacia la corona española, estos no estaban totalmente de acuerdo con algunas leyes de la constitución española de 1812, lo cual llevó a que en zonas como México, muchos de estos criollos decidieran apoyar al bando insurgente comandado por Agustín de Iturbide en la lucha por la independencia.
  5. En España estaba sucediendo una lucha contra la invasión napoleónica (Napoleón Bonaparte) en sus tierras, lo cual la desconcentró y le restó muchas fuerzas, las cuales necesitaba para controlar todo el territorio americano. A eso se suman las renuncias de los monarcas españoles como Fernando VII.
  6. Ni Gran Bretaña ni Francia decidieron apoyar a España para recuperar el control sobre sus tierras hispanoamericanas, ya que a ellos mismos les interesaba que estas se independizaran para luego establecer sistemas de libre comercio con esas nuevas naciones.
  7. Gran Bretaña apoyó la creación de las logias, las cuales dieron su máximo soporte a los hispanoamericanos y sus líderes criollos, como Simón Bolívar y José de San Martín, a fin de alcanzar la independencia de América.
  8. Inglaterra envió tropas navales a Venezuela y otros territorios, además de armamento directo desde su territorio a fin de apoyar al máximo el movimiento independentista.

Conoce más sobre: Los Tercios Españoles

Fundamentos en Hispanoamérica y España

La guerra que España libró contra Francia trajo como consecuencia la debilitación del imperio español, el cual tuvo que destinar una gran cantidad de tropas a la de su territorio. En medio de estas circunstancias comenzaron los movimientos independentistas en América, donde la idea de libertad se hizo popular hasta el punto en que tropas realistas llegaron a cambiarse de bando y apoyar las batallas de independencia.

Otra de las motivaciones de la independencia de las colonias Hispanoamericanas fue el surgimiento de distintos líderes militares que fueron infundiendo el deseo de lograr la independencia a través de tácticas y fervor patriótico infundado a los pueblos que acompañaron el movimiento libertario. Entre tantos cabecillas podemos mencionar a Simón Bolívar, Miguel Hidalgo, José Francisco de San Martín, Tupac Amaru II, Bernardo O’Higgins Riquelme, José Gervasio Artigas, entre otros.

Los movimientos independentistas tuvieron éxito gracias a la organización y a las ideas claras que sus líderes esparcieron en toda Hispanoamérica, los cuales fueron aceptados por la mayor parte de la población civil. En medio de estas circunstancias, España no quiso ceder poder ni autonomía a sus colonias, por el contrario, hacía uso de la fuerza militar y de la propia iglesia para controlar a las masas, pero sin éxito. Esto fue debilitando constantemente el poder de la corona española sobre América, la cual vio desvanecerse poco a poco el dominio que siglos atrás había alcanzado.

Batallas de Independencia Hispanoamericanas

Las Guerras de Independencia Hispanoamericanas se llevaron a cabo entre los años 1808 y 1824, un período de tiempo extenso y también abarcó un territorio bastante amplio, lo que la convierte en uno de los conflictos bélicos de mayor magnitud de todos los tiempos. Entre algunas de las batallas más importantes, podemos mencionar:

  • Batalla de Las Piedras: Esta batalla se realizó el día 18 de mayo del año 1811, donde las tropas insurgentes comandadas por José Gervasio Artigas vencieron al ejército realista y llevaría a la independencia de lo que hoy se conoce como Uruguay.
  • Batalla de Tucumán: Este enfrentamiento se libró los días 24 y 25 de septiembre del año 1812, donde Manuel Belgrano y sus hombres derrotaron a las tropas realistas comandadas por Pío Tristán, para luego dar origen a lo que hoy es Argentina.
  • Batalla de San Lorenzo: Este conflicto tuvo lugar en territorio argentino, específicamente en la provincia de Santa Fe, donde el 3 de febrero de 1813 las fuerzas patriotas lograron salir vencedoras y asegurar la zona del Litoral como dominio suyo.
  • Batalla de Salta: Este fue un enfrentamiento que ocurrió el 20 de febrero del año 1813 entre el ejército insurgente a manos de Manuel Belgrano y Eustoquio Díaz Vélez, y el ejército realista comandado por Pío Tristán, lo cual constituyó la segunda derrota importante que Belgrano le propinaba a Tristán (la primera fue en la Batalla de Tucumán).
  • Batalla de Chacabuco: Esta fue una batalla decisiva para lograr la independencia de Chile, donde el ejército realista fue derrotado por el conocido Ejército de los Andes comandado por José de San Martín. Esta batalla se realizó el 12 de febrero de 1817.
  • Batalla de la Tablada de Tolomosa: Este conflicto se llevó a cabo el 15 de abril de 1817, donde las fuerzas realistas dirigidas por Mateo Ramírez fueron derrotadas por los insurgentes, para posteriormente darle origen a Bolivia.
  • Batalla de Maipú: La Batalla de Maipú ocurrió el 5 de abril del año 1818, donde las fuerzas patriotas (una unión entre argentinos y chilenos) derrotan a los realistas, asegurando así el Cono Sur.
  • Batalla de Boyacá: Este enfrentamiento es uno de los más conocidos en el proceso de independencia hispanoamericano, ya que representó el éxito de la independencia de la región conocida como Nueva Granada. Se llevó a cabo el 7 de agosto de 1819 y con esta batalla se terminó la campaña que había iniciado Simón Bolívar para liberar a Nueva Granada del dominio español.
  • Batalla de Carabobo: En este conflicto bélico se destaca la acción de Simón Bolívar, uno de los criollos que lideró la independencia de muchos países hispanoamericanos, quien venció a Miguel de la Torre y sus tropas realistas el 24 de junio de 1821, asegurando el territorio de la Gran Colombia y el control de Caracas.
  • Batalla de Riobamba: Este combate se llevó a cabo por el argentino Juan Galo Lavalle y sus hombres del lado patriota, quien realizó uno de los mejores combates de caballería de todo el proceso independentista hispanoamericano, contra un ejército realista de unos 400 jinetes. Se llevó a cabo el 21 de abril de 1822, logrando ingresar en el territorio de Riobamba. Posteriormente, esta batalla contribuyó a la independencia de Ecuador.
  • Batalla de Junín: El 6 de agosto de 1824 se realizó la Batalla de Junín, ya cerca del final de las Guerras de Independencia Hispanoamericanas, la cual resultó importante para la posterior independencia de Perú. En este conflicto, los independentistas vencieron a los realistas.
  • Batalla de Ayacucho: Esta se considera la última batalla decisiva que ocurrió dentro del proceso independentista hispanoamericano, la cual se efectuó el 9 de diciembre del año 1824, y en la cual los independentistas sellaron una victoria importante frente a los españoles para darle independencia a Perú.

Personajes destacados de la independencia de Hispanoamérica

  • Simón Bolívar: Nació en Caracas, Venezuela, en el seno de una familia de criollos pudientes. Deseaba ver América libre y unida. Sus ideas libertarias lo llevaron a convertirse en uno de los personajes más destacados por haber participado en la independencia de Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia, movimientos en los que fue militar y político.
  • José de San Martín: Nació en Argentina en una familia de colonos españoles, sin embargo, antes de cumplir 10 años viajó a España, donde se formó como militar. Influenciado por la Revolución Francesa, regresa a Argentina a fin de encabezar la independencia de su país. Logró liberar a Argentina y contribuyó en la liberación de Perú y Chile.
  • Bernardo O’Higgins: Nació en Chile, siendo de descendencia vasca e irlandesa. En chile llegó a ser un terrateniente rico. Recibió su formación en Inglaterra y España, donde abrazó las ideas de independencia. Al regresar a chile, empezó a divulgar ideas de independencia y se incorporó en el ejército para participar en distintas batallas junto José de San Martín, y luego de la independencia de Chile fue nombrado director supremo del país.
  • Francisco de Paula Santander: Nació en Colombia, donde se desenvolvió de manera clave en la independencia de Colombia al participar en numerosas batallas. Luego de obtener una victoria junto a bolívar en la Batalla de Boyacá, se convirtió en vicepresidente de la Gran Colombia.
  • Miguel Hidalgo: Nació en México, en donde se desempeñó como sacerdote. En México es recordado como el padre de la independencia mexicana, ya que fue quien encabezó la etapa primaria de la independencia de México mediante el Grito de Dolores. Se unió al ejército y participó en numerosas batallas.

Consecuencias de las Guerras de Independencia Hispanoamericanas

Para Hispanoamérica

Las guerras de independencia Hispanoamericanas se cobraron la vida de cientos de civiles y soldados a lo largo de América. Aunado a esto, la perdida y daños materiales afectaron a las principales poblaciones en vista de los enfrentamientos. Todo esto fue consecuencia de la gran cantidad de batallas que se libraron en todo el extenso territorio que buscaba la independencia. Igualmente se vieron afectadas todas las actividades comerciales y la producción agrícola.

En vista del renacimiento de diversos países, se presentaron numerosas luchas por el poder y el control comercial, el cual se vio empobrecido al no poder competir con la creciente industria europea.

Para España

Igualmente, España sufrió consecuencias a causa de la independencia de sus colonias. De manera continua el imperio español perdió los virreinatos y capitanías generales que estableció en América. La merma de estos territorios no solo redujo en gran manera el dominio que una vez logró, también estos cambios afectaron enormemente su economía y provisión de recursos.

La pérdida del dominio español en América significó la decadencia de un imperio que ya no era ni la sombra de lo que una vez llegó a ser. Como consecuencia, España sufrió durante el siglo XIII graves problemas económicos que desembocaron en guerras civiles que desestabilizaron a toda la nación, la cual se quedó en el antaño y no pudo avanzar a la par con las nuevas potencias que emergieron. Esta situación quedó al descubierto cuando libraron una guerra contra Estados Unidos a finales del siglo XIII, mediante la cual perdieron Cuba, Puerto Rico y Filipinas, sellando así el fin de su protagonismo imperial.

Leave a Reply