Guerra de los 30 años

Guerra de los 30 años
5 (100%) 1 voto

Un continente lleno de tensiones políticas y religiosas da paso a un conflicto bélico que llevaría a cambios permanentes no sólo en Europa, sino en el mundo entero entre los años 1618 y 1648. Es por esta razón que la denominada Guerra de los 30 años es uno de los sucesos que sobresalen de la época moderna.

¿Qué fue la Guerra de los 30 años?

Fue el conflicto bélico que incluyó a gran parte de las potencias dominantes de Europa. En un principio se trataba de un desacuerdo entre quienes estaban a favor y en contra de la reforma. Sin embargo, de manera paulatina fue aumentando la tensión entre los gobernantes. Esto a su vez causó una guerra de larga duración marcada por la destrucción, muerte, hambruna y peste.

¿Cuándo y dónde tuvo lugar la Guerra de los 30 años?

La guerra de los treinta años comenzó desde el año 1618 hasta el año 1648. Por muchos años el catolicismo era la religión que gobernaba. Por ello, las naciones que estaban bajo gobiernos católicos eran forzadas a aceptar dicha religión.

No obstante, a partir del año antes mencionado, los protestantes, que también era otro grupo religioso, comenzaron a generar tensiones en el poder. Fernando II, quien era el emperador romano y era católico perdió el favor de los bohemios. Es por esa razón que después de una convención que se llevó a cabo en Praga, se le quitó del poder. Lo sucedió Federico, quien estaba a favor de la reforma.

De esta manera, comienza la guerra de los treinta años. Esta tuvo como marco principal a Alemania. Aun así, al ir evolucionando prácticamente todos los países que componen a la Europa central se envolvieron en el conflicto.

¿Quiénes participaron en la Guerra de los 30 años?

Participaron aquellos estados que estaban a favor de la reforma, los cuales eran protestantes y aquellos que apoyaban a la contrarreforma, estos últimos apoyaban a la iglesia católica. Primeramente, la guerra incluyó a las naciones germanas que estaban bajo el dominio del Imperio Romano Germánico. Luego incluyó países como: Austria, Dinamarca, Suecia, Francia, España, Portugal y Suiza.

Causas de la Guerra de los 30 años

La guerra de los treinta años se originó debido a las siguientes razones:

  • El tratado acordado desde 1555 llamado Paz de Augsburgo, en el que se reconocían los derechos de los luteranos resultó en incomodidad entre los protestantes y los católicos. Poco a poco la tensión entre ambos grupos fue aumentando.
  • El interés del estado español, francés y danés por el dominio de las tierras que ocupaba el Estado Alemán. Las razones de cada uno de estos estados eran de orden legislativo y económico.
  • La violencia generada por grupos protestantes y católicos que dio paso a quemas de lugares de culto, amenazas y saboteos en los rituales de adoración.

Desarrollo de la Guerra de los 30 años

Durante la rebelión llevada a cabo por los bohemios en la que consagraron a Federico como su líder, la contrarreforma no se quedó de brazos cruzados. En 1620 se enfrentaron nuevamente los antiguos rivales Fernando II y Federico. Sin embargo, en este encuentro, que se llevó a cabo en la Montaña Blanca, el bando protestante perdió. Esto trajo como consecuencia una victoria para los españoles y, por ende, los católicos.

Durante el año 1623 los bandos contendientes volvieron a luchar. Esta vez ordenados por Tilly en el caso de los católicos, mientras que los protestantes iban liderados de la mano de Mansfeld. Nuevamente, los pro reforma obtienen la derrota y se retiran para el año 1624.

Para el año 1625 se une al bando protestante Dinamarca. A pesar de los esfuerzos de este grupo, nuevamente los católicos, esta vez con Tilly y el general Albrecht von Wallenstein, salen victoriosos. En los años siguientes Suecia se suma al conflicto. Debido a un error de táctica militar los protestantes logran la victoria de la mano de Gustavo II Adolfo, derrotando a la liga Católica.

La última etapa de esta guerra fue dominada por los franceses. En el año 1635 se había llegado a un consenso entre ambos rivales por medio de un tratado llamado la Paz de Praga. No de acuerdo con ello, Francia se unió a la lucha protestante. Acompañados por los suecos y holandeses, las tropas de Francia lucharon tenazmente en contra de los españoles y el Imperio Romano Germánico. Todo concluyó en 1648 en las batallas conocidas como Lens y Zusmarhausen.

Consecuencias de la Guerra de los 30 años

  • La población de los países que participaron en el conflicto fue reducida considerablemente.
  • Zonas enteras de Europa quedaron en total ruina.
  • La economía resultó afectada debido al costo de la indumentaria que se empleó para el conflicto y, además, debido a los saqueos que se llevaron a cabo.
  • Hubo un desequilibrio en la distribución de tierras. Algunos estados quedaron pobres, sin ninguna clase de dominio, mientras que otros resultaron poderosos en extremo.

¿Quién venció en la Guerra de los 30 años?

Los vencedores fueron los franceses, quienes apoyaban a los protestantes. Esta victoria llevó a la Paz de Westfalia. Este acuerdo sentó las bases para lo que se conoce como estado nación.

Leave a Reply