Francos

Francos
4.6 (92.5%) 8 votos

Los francos fueron uno de los pueblos más independientes de todo el conjunto de tribus germánicas, que pertenecían a los pueblos bárbaros, ya que ni los romanos los gobernaron directamente.

Mapa y Ubicación de los Francos

Los francos estaban situados entre lo que se conocía como la Baja Renania y el este del Rin o Westfalia en el siglo III, alrededor del año 253 dc, pero se cree que su origen data del siglo VI A.C.

Ubicación de los pueblos Francos según sus reyes

Además, abarcaron una gran parte de lo que hoy se conoce como Francia, Bélgica y Países Bajos. Los francos conformaban un pueblo guerrero que luchaba por mantener y extender su territorio de forma constante, como muchos otros pueblos de aquella zona, logrando controlar gran parte del territorio romano para finales del siglo V.

Organización política de los francos

La organización política de los francos se caracterizaba por el feudalismo, el cual constaba de los siguientes elementos:

  • Rey. Este era el monarca que controlaba toda la región gobernada por los francos.
  • Vasallos. Estos representaban a los duques, condes y otros personajes poderosos que recibían tierras de parte del rey para custodiarla y rendir cuentas de la misma al rey. Estos se convirtieron en parte de un sistema de nobleza, porque sólo estos vasallos tenían beneficios reales.
  • Vasallos menores. Estos a su vez formaban parte de la red dominada por el rey y sus vasallos principales, los cuales prestaban servicio a estos. En este particular, se encontraban los caballeros, señores, obispos, abades, soldados, campesinos y otros siervos que colaboraban tanto con el rey directamente como con los vasallos principales.

Religión de los francos

No se conoce mucho sobre la religión de los francos, pero se sabe que el culto estaba dirigido por los druidas, sacerdotes de las culturas germánicas, quienes también llevaban la responsabilidad de educadores o tutores de los jóvenes francos. Además, la mitología cobro vida bajo la influencia de los romanos y se constituyeron otras religiones paganas, por lo que su adoración tomó forma politeísta, hasta que se convirtieron al cristianismo.

Economía de los francos

La economía de los francos atravesó varios períodos, unos mejores que otros. Primero, la economía de los francos se caracterizó por el comercio debido a que tenían acceso al Mar Mediterráneo por lo que transportaban alimentos y materiales.

Luego se pierde el control del comercio a través del Mar Mediterráneo cerca del siglo VII debido a las luchas internas y guerras civiles. Por eso, luego los francos se dedicaron a la agricultura principalmente, ahora simplemente para sobrevivir, ya que no podían vender sus productos afuera.

Personas destacadas de los francos

Los francos tuvieron varios personajes importantes y destacados en la historia, que contribuyeron a extender el dominio germánico y a influenciar la cultura de otros pueblos e imperios. Entre estos personajes podemos mencionar los siguientes:

  • Clodoveo I. Fue rey de los francos entre los años 481 y 511, y fue el fundador de la dinastía merovingia. Este rey llegó a hacerse cristiano, reconocido por el papado romano, dando así inicio a una dinastía de reyes cristianos, llegando a formar un poder central en la Galia. Fue hijo del gran Meroveo, de quien se tomó el nombre de la dinastía.
  • Carlomagno. Fue uno de los reyes más importantes de los francos, quien gobernó como monarca entre los años 768 y 814, y posteriormente coronado como emperador en el año 800 por manos del papa León III. Fue hijo de Pipino el breve, quien inició una campaña para extender el reino de los francos por toda Europa, labor que continuó Carlomagno hasta convertirse en un imperio poderoso dominando Europa Occidental y Central. Fue el creador del imperio Carolingio, por medio del cual consiguió ser conocido más tarde como el originador de las monarquías francesas y alemana, incluso como el padre de Europa.

Cultura de los francos

La base de la cultura de los francos se basó principalmente en la religión, ya que después de la conversión al cristianismo por parte de Clodoveo I, se dio inicio a una dinastía muy importante y mediante la cual los francos alcanzaron una gran expansión por Europa. Posteriormente, el imperio carolingio dirigido por el emperador Carlomagno, también tuvo mucha influencia del cristianismo, y este se encargó con su imperio de extender estas enseñanzas, aparte del idioma latín que era el principal de la iglesia romana.

Además, la dinastía merovingia también se caracterizó por una marcada tendencia al cristianismo desde el bautismo de Clodoveo I. También, se puede destacar el carácter germano propio de esta dinastía, tal cual los demás pueblos germanos manifestaban: una mezcla entre un espíritu guerrero, suntuario y al mismo tiempo un tono cristiano. Por otro lado, algo interesante de la cultura de los francos es la existencia de un mayordomo, alguien mucho más importante que un sirviente o criado, era más bien alguien de mucha confianza para el rey.

Arquitectura de los francos

La arquitectura de los francos se desarrolló bajo dos períodos distintos: período merovingio y período carolingio. Bajo el gobierno de Clodoveo I y sus sucesores, los francos necesitaban construir iglesias, las cuales serían las sedes de las distintas iglesias merovingias. Por eso, se llevó a cabo la construcción de distintas iglesias con influencia del diseño romano, pero al mismo tiempo de iglesias ubicadas en Siria y Armenia.

Muchas de las iglesias más importantes que se construyeron en el período merovingio han sido reconstruidas con el paso del tiempo, debido al deterioro que han afrontado, la mayoría por movimientos arqueológicos. Un buen ejemplo de estas iglesias es la Basílica de San Martín construida en la ciudad de Tours, la cual desapareció.

Grandes aportes de los francos

Bajo el imperio carolingio, el cristianismo logró extenderse por toda Europa central de la mano de Carlomagno en la Edad Media. Además, este poderoso gobernante se dedicó a difundir la enseñanza del idioma latín a través de distintas escuelas que fundó en distintos lugares de su imperio, idioma a través del cual se tradujo la Biblia.

Otro gran aporte de este imperio fue la unidad que le dio a Europa, la cual tenía una mezcla de culturas y que tras la caída del imperio romano se vio afectada y bajo peligro, sin embargo Carlomagno logró recuperarla y mantenerla.

Leave a Reply