El Caballo de Troya

El Caballo de Troya es una historia que narra la guerra sostenida entre griegos y troyanos hacia la década de 1.300 a. c. Esta es conocida por la singular construcción de un enorme caballo de madera que los griegos utilizaron como anzuelo para introducirse en la ciudad fortificada de Troya. Según las investigaciones realizada por los arqueólogos el escenario usado para la historia sería el territorio de Troya, el cual estaría ubicado en lo que actualmente conocemos como Turquía Occidental.

Cómo surge el Caballo de Troya

Este controversial conflicto surgió cuando el príncipe de la ciudad de Troya llamado Héctor y su hermano menor Paris reciben una invitación para asistir a una fiesta en el palacio de Menelao rey de Esparta, con el objetivo de establecer la paz entre ambas naciones. No obstante, Paris, quien mantenía una relación romántica en secreto con la esposa de Menelao, Helena, decide raptarla y llevársela a Troya con él.

Cuando Menelao se entera de la huida de Helena entra en cólera y le pide ayuda a su hermano Agamenón para conquistar Troya como símbolo de venganza. Sin embargo, los griegos requerirán del apoyo del rey de los mirmidones, Aquiles. Así comienza la historia épica del Cabello de Trolla.

Sucesos antes del Caballo de Troya

Una vez que los griegos llegan a territorio troyano se inicia el enfrentamiento, donde estos hacen frente con sus soldados liderados por el príncipe Héctor. Sin embargo, los griegos dominan la lucha gracias a la participación del poderoso Aquiles y sus soldados mirmidones, pero este decide que los troyanos vuelvan a la ciudad.

Durante este enfrentamiento, el ejército de Aquiles logra saquear el templo dedicado al dios Apolo y capturan a una prima de Héctor y Paris llamada Briseida, quien es entregada a Aquiles, pero Agamenón la toma para él con la intención de abusar de ella. Indignado por la acción, el rey de los mirmidones decide no mantener la alianza con los griegos.

Para el día siguiente los griegos rodean la ciudad amurallada de Troya, ante la situación Paris propone una lucha a muerte con el rey Menelao por el honor de Helena. En este combate Menelao hiere y humilla a Paris, quien tiene poca experiencia y este finalmente intenta huir. Ante esta acción Menelao busca matarlo, pero es asesinado por Héctor.

Este suceso hizo que se desarrollará otra batalla entre griegos y troyanos. Sin embargo, los griegos al ver que no podían mantener la lucha inician la retirada al barco, pero sus enemigos retoman la persecución a la playa de Troya, por orden de Príamo, a fin de obligar a los griegos a que huyeran del lugar lo antes posible.

Construcción del Caballo de Troya

Para sorpresa de todos los mirmidones también participan en la guerra, pero dirigidos por Patroclo, un primo de Aquiles, joven e inexperto, quien se hizo pasar por Aquiles, pero Héctor lucha contra él y le corta la garganta. Ante esto, Ulises le informa a Héctor que Patroclo era primo del rey Aquiles, y cuando este se entera de la muerte de Patroclo y quien fue el responsable de su muerte, se enfurece y promete que va a vengarlo, así que se presenta en las afueras de Troya y llama a Héctor, quien no le queda opción que salir a luchar, resultando asesinado y arrastrado hasta el campamento de los griegos.

Príamo, padre de Héctor, ingresa disfrazado al campamento griego para hacerle saber a Aquiles que sus motivos para vengarse de Héctor fueron injustificadas y por lo tanto le permitiera regresar el cadáver a Troya. Ante las palabras de Príamo, Aquiles accede regresar el cuerpo, que Briseida vuelva a casa y da una tregua de 12 días por ceremonias fúnebres de Héctor. Estas acciones enfurecieron a Agamenón quien decide conquistar Troya cueste lo que cueste. Por su parte, Ulises temeroso de perder su vida convence a Agamenón de ingresar a Troya sin que más griegos mueran, por medio de la construcción de un enorme caballo hecho de madera.

Resultados del Caballo de Troya

Como resultado de la larga batalla entre griego y troyanos, la ciudad de Troya fue tomada y destruida por los griegos, luego de que los soldados más valerosos de Grecia entraron en la ciudad dentro de un gran caballo de madera, dándole muerte a los troyanos. La estrategia de Ulises fue que esta enorme pieza fuera presentada ante los troyanos con una ofrenda para calmar al dios Poseidón, y así creyeran que los griegos se habían retirado. Por su parte, Príamo decidió ingresar el caballo dentro de las murallas y colocado en el templo de Poseidón.

Al anochecer, todos los griegos que estaban dentro del caballo salieron para abrirles las puertas de la ciudad al resto del ejército que regresaban de la playa y cuando los troyanos se percataron de la situación la ciudad ya ardía en llamas. Al ver que no tenían escapatoria, Eneas, hijo de Anquises y Afrodita, huyó de la ciudad llevándose a su hijo Ascanio y también a su padre ya envejecido. Finalmente, Eneas se asienta en la región de Italia donde fundó otra Troya.

Leave a Reply