Pueblos Germanos

Pueblos Germanos
4.6 (91.32%) 53 votos

Los pueblos germanos tuvieron su origen en el norte de Europa hacia el año 500 a.c., especialmente en el norte del territorio dominado por el imperio romano, conocida en aquel momento como Germania. Estos a su vez se dividían en distintos grupos o tribus tales como:

  • Lombardos
  • Visigodos
  • Sajones
  • Francos
  • Alemanes
  • Vándalos
  • Vikingos
  • Burgundios

Aprovecharon la decadencia del imperio romano entre los años 235 y 285, avanzando cada vez más hacia occidente, quizás por motivos de aumento poblacional o solamente para extender sus dominios en territorio romano.

Ubicación de los Pueblos Germanos

Mapa de los Germanos desde el 750 A.C hasta el 250 A.C

Organización política de los germanos

La organización política de los germanos fue muy similar a la de los romanos, a quienes admiraban y copiaron no solo en esto, sino en muchas otras cuestiones. Los germanos vivieron bajo un sistema monárquico, donde el monarca era elegido por una clase noble que tenía muchísima influencia política y poder, por lo cual se presentaron muchos casos de conspiración y asesinatos de monarcas.

Estos reyes a su vez contaban con el asesoramiento de un consejo para administrar justicia al pueblo, compuesto por muchos de estos nobles influyentes.

Por otro lado, los duques eran una especie de jefes que controlaban ciertos pueblos, generalmente los que ellos mismos habían sometido. También existían los obispos y los condes, que llegaban a ser servidores del rey y lo ayudaban en cuestiones de gobierno. Si bien intentaban replicar la organizacion politica romana, no estaban a su nivel de desarrollo.

Religión de los germanos

La religión de los germanos estuvo compuesta por varias creencias, influenciadas por las civilizaciones anteriores. Por un lado había registros de mitología nórdica (escandinavos), mitología germana (germanos) y cristianismo (romanos). Esto hizo que su sistema de adoración fuera politeísta, donde contaban con una amplia variedad de dioses.

Por otro lado, la religión de los germanos no estaba fundamentada en escritos sagrados antiguos, sino más bien en las acciones de estos para agradar a los dioses. Es por eso que en estas culturas se iniciaron los sacrificios animales a estos dioses, los cuales ‘lo exigían’.

Se edificaron distintos templos con esta finalidad, los cuales también más tarde fueron utilizados para sacrificios aún peores: los sacrificios humanos. Además, realizaban ritos sexuales, ceremonias, procesiones, competencias deportivas, obras teatrales, entre otras prácticas que tenían que ver con el culto a sus dioses.

Dioses de los germanos

Los dioses de los germanos se dividían en dos grandes grupos: Los asir y los vanir.

Entre algunos asir están los siguientes:

  • Odín: Era el dios de dioses, el más importante de todos, que mandaba en el Asgard (hogar de los dioses). Contaba con una lanza llamada gungnir, la cual blandía en la batalla, además de un corcel llamado sleipnir, característico por sus ocho patas.
  • Thor: Uno de los dioses más poderosos después de Odín, dios del trueno, que tenía gran participación en la guerra y la justicia. Sus hazañas destacan por las distintas luchas que llevó a cabo contra los gigantes malvados, haciendo uso de su martillo llamado mjölnir, el cual tenía propiedades mágicas.
  • Heimdal: Era considerado un dios guardián, debido a sus sentidos tan agudos. Se dice que tenía un oído tan agudo que podía oír crecer la hierba, y también contaba con una vista muy singular, además de la capacidad de no dormir por varios días. Esto sin duda, logró que se le usara como el guardián de Asgard.

Algunos vanir son los siguientes:

  • Njörðr: Esta representaba el dios de la tierra y también de la costa, por lo que tenía control sobre la fertilidad del suelo y la navegación de los pueblos.
  • Freyja: Fue una de las diosas más importantes en la mitología nórdica, la cual frecuentemente se asociaba al amor, la fertilidad y la belleza. Se cree que el origen del seidr, un conjunto de hechizos y artes mágicas, lo hizo esta diosa, además de la enseñanza de estas a los dioses del asir.
  • Skaði: Representa a la diosa del invierno en la mitología nórdica, cuyo padre fue el gigante Þjazi. Se casó con el dios del mar, Njörðr.

Economía de los germanos

La economía de los germanos estaba basada en varios campos, en primer lugar en la agricultura, llevada a cabo de dos formas: en latifundio y en pequeñas propiedades. El latifundio era un terreno de gran extensión perteneciente a una sola persona, generalmente de la clase noble. Las pequeñas propiedades se cultivaban por sus propios dueños, generalmente hombres libres.

Por otro lado, la ganadería se daba en villas y fincas donde el mismo propietario se aprovechaba de sus rebaños de bovino y ovino, característicos de la región, además de contar con caballos muy bien cuidados.

Personas destacadas de los germanos

  • Arminio: Fue un guerrero germano muy hábil del pueblo de los queruscos, el cual llegó a ser ciudadano y soldado romano. Sin embargo, se le atribuyen varias hazañas de derrota contra legiones del ejército romano, por lo que se convirtió en un personaje importante entre los germanos, un símbolo de las batallas contra los romanos.
  • Teodorico el Grande: Llegó a ser rey de los pueblo ostrogodos entre los años 474 y 526, un hombre muy poderoso y de gran habilidad militar, el cual llegó a ser reconocido por los romanos como un heredero de su sangre. Posteriormente, también llegó a ser rey de Italia y la región de Hispania.
  • Alarico II: Fue rey de los visigodos entre el año 484 y el año 507. Fue yerno del rey Teodorico el Grande por estar casado con una hija ilegítima de este llamada Teodegonda. Este rey perdió en una batalla contra el pueblo franco comandado por el rey Clodoveo I, batalla en la cual se le dio muerte en el año 507.
  • Eurico: Este fue un rey de los visigodos que gobernó en plena época de decadencia del imperio romano, pero que había hecho un federato con los romanos, lo cual les permitía permanecer en la región de La Galia a cambio de pelear por Roma cuando esta lo necesitara. Además, se encargó de extender su territorio en La Galia y también hacia Hispania, aparte de luchar contra los pueblos sajones y francos, convirtiendo su reino en uno de los más poderosos de aquella época.

Cultura de los germanos

La cultura de los germanos fue muy primitiva y no desarrollaron muchas artes culturales, pero se destacaron por crear sus propias lenguas y dialectos, a pesar de la fuerte influencia del latín heredado de los romanos.

Se caracterizaron por ser guerreros e independientes de otros pueblos, por lo que peleaban incluso entre ellos a pesar de ser de la misma región y origen.

Por otro lado, algunas de estas tribus germanas establecieron pactos con los romanos y los llamados federatos, a fin de beneficiarse del imperio romano y al mismo tiempo gozar de cierta libertad. Esta relación sentó la base para el posterior feudalismo presente en muchos reinos medievales.

Arquitectura de los germanos

Estos pueblos nómadas adoptaron una arquitectura con estilo bizantino y tardoromano, añadiéndole algunos elementos particulares como por ejemplo en las iglesias (de planta centralizada y tres naves, con una cúpula encima).

Además, la arquitectura de los germanos mezclaba madera y piedra, además de madera y barro para estructuras militares con forma de valla; incorporaban paredes circulares y también fosos. Los germanos también desarrollaron más tarde el arte de los edificios circulares que resultaban muy llamativas y que se usaban en castillos, torres y motas.

Aún hoy día se conservan modelos de estructuras nórdicas como el Mausoleo de Teodorico, Santa Comba de Bande, Uppåkra hof, Baptisterio de la catedral de Fréjus, entre otros más.

Escultura de los germanos

Los germanos desarrollaron la escultura en piedra en la decoración de edificios (aplicados en sus baptisterios e iglesias), tanto en capiteles como en relieves y sarcófagos, con un estilo tardorromano. También se hizo patente el tallado en marfil y mármol en distintos sitios bajo estilos bizantinos con formas que luego fueron utilizadas en cubiertas de libros, muy demandadas y con alto costo.

Por otro lado, la talla lítica (tallar texto/lineas sobre piedra) también se dio entre los germanos, logrando que se utilizaran posteriormente en la escritura sobre piedra como las runas, también para tallar ídolos nórdicos. Entre los objetos que fueron parte de la escultura germana se haya el Cofre de Auzon, la Cruz de Maen Achwyfan, el Carruaje solar de Trundholm, entre otros.

Literatura de los germanos

En la literatura germana, la poesía fue lo primero en surgir y con una influencia cristiana debido a las raíces romanas. En este aspecto, la poesía germana se caracterizó por tener versos aliterados.

Antes de que fuera influenciada por el cristianismo, podemos notar la poesía que relata historias mitológicas y reales en su mayor parte, como por ejemplo:

  • La Gesta de Beowulf, donde se relata todas las travesías y aventuras de este héroe nórdico
  • El Lamento de Deor, que trata de un scop que ha perdido su puesto y se sienta a recordar desventuras famosas
  • La Batalla de Brunanburh, que consiste en un relato de la victoria del rey Ethelsan y Eadmund.

Después de la llegada del cristianismo, se mantenía la misma línea de escritura, sin cambio ético. Pero más tarde, el cristianismo se fue haciendo más patente en las obras literarias, como en las de Caedmon, el primero en la lista de los poetas cristianos de origen germanos; también Cynewulf, Layamón y otros poetas cristianos.

Grandes aportes de los germanos

Entre los grandes aportes que dejaron los pueblos germanos a las nuevas generaciones fueron las siguientes:

  1. Los germanos se guiaban por normas jurídicas y judiciales basadas en la costumbre, es decir, se tomaban decisiones en base a acciones que siempre se han tomado bajo las mismas circunstancias y que han sido eficaces en el pasado. Esto llegó a conocerse más tarde en civilizaciones más nuevas como derecho consuetudinario o derecho de las costumbres.
  2. Se estableció el hecho de la igualdad entre gobernantes y gobernados, lo cual permitió reconocer que ambos deben tener derechos en común y esos derechos deben respetarse.
  3. En estas sociedades medievales, en especial los pueblos germanos, se creó una defensa para la solidaridad familiar, a pesar de que eran considerados pueblos bárbaros, para ellos era muy importante el cuidado de las familias.
  4. Para estos pueblos germanos se hizo importante el juramento, con el cual daban su palabra ante otros y debían cumplir con lo que habían dicho.
  5. Se creó/estableció un sistema de compensación pecuniario en caso de delito, donde el delincuente debía pagar una suma de dinero para compensar los daños causados a la víctima.

Leave a Reply