Batalla de las Navas de Tolosa

Batalla de las Navas de Tolosa
5 (100%) 38 votos

La Batalla de las Navas de Tolosa es considerada una batalla icónica cuando se habla de la Reconquista de la península ibérica, pues marcó el comienzo del fin de la hegemonía islámica al sur de España.

¿Quiénes lideraron esta batalla? ¿Cómo se pudo formar un ejército lo suficientemente fuerte para derrotar al ejército musulmán, mucho mayor y sobre todo tomando en cuenta el historial de división y desconfianza del lado cristiano? ¿Qué papel jugó la iglesia en esta gesta bélica y cuáles fueron las consecuencias a corto y largo plazo de esta gran victoria? Veamos…

¿Quiénes participaron en la Batalla de las Navas de Tolosa?

Esta batalla de las Navas de Tolosa, donde hubo un llamado bajo pena de excomulgación a quien no atendiera el llamado hecho por el papa Inocencio III, logró unir a los reinados cristianos de la península.

Fue Alfonso VIII quien inició la preparación para la batalla inminente y tuvo que solicitar al papa su apoyo, esto logró entonces unir en un solo ejército a Alfonso VIII rey de Castilla, Pedro II rey de Aragón y Sancho VII rey de Navarra, estas eran las fuerzas de los europeos. Con respecto a la cantidad de tropas existen discrepancias, pero cifras razonables del siglo XIII concuerdan con estudios más recientes y dan unos 12.000 soldados por el lado de la cristiandad, entre caballeros e infantería o peones.

Por los musulmanes, estaba un ejército calculado en un poco más de 20.000 soldados entre infantería, caballería ligera, arqueros y la elite militar comandados por el Califa Almohade Muhammad an-Nasir (Miramamolín para los cristianos).

Causas de la Batalla de las Navas de Tolosa

Al estudiar la situación política de aquellos tiempos, mediados del siglo XII, es evidente que se acercaba una confrontación decisiva como lo fue la batalla de las Navas de Tolosa, el rey castellano Alfonso VIII había perdido una batalla en 1195 contra los almohades en Alarcos y la gota que rebasa la copa es la caída del emblemático castillo cristiano de Salvatierra, donde había una orden eclesiástica muy aguerrida.

Esto supuso que los musulmanes habían logrado llevar su frontera del sur peninsular muy cerca de la importantísima ciudad de Toledo, hasta los Montes de Toledo. ¡Había llegado el momento de hacer algo!, o el Islam seguiría expandiéndose en la península.

Lectura recomendada: Guerras Ibéricas (o Púnicas)

Desarrollo de la Batalla de las Navas de Tolosa

Esta anhelada batalla decisiva iniciativa de Alfonso VIII Rey de Castilla, considerada clave para la reconquista, comienza como era de esperarse con la orden dada por Alfonso VIII, previo ataque de arqueros, sale a carga la caballería pesada castellana a cargo de López Haro, fue un ataque brutal y pesado que en primera instancia provocó la retirada de las fuerzas de choque musulmanas. La respuesta almohade fue usar su infantería para detener y desmontar a la caballería pesada y Al-Nasir ordena un contraataque que frenó e hizo retroceder a los cristianos.

El siguiente paso almohade fue usar su poderosa caballería ligera equipada con alfanjes y arcos, que causó estragos en la caballería cristiana, hubo una retirada apresurada cristiana, quedando solo en batalla el propio López de Haro y su fuerza de élite. Aunque parezca contradictorio, este repliegue cristiano llevó a los musulmanes a un error táctico, rompieron la formación cerrada que les había dado la ventaja.

Al ver aquella retirada y la posibilidad de derrotar a las fuerzas superiores en cantidad de los musulmanes, el rey Alfonso VIII convence a los otros dos reyes Pedro II de Aragón y Sancho VII de Navarra de lanzar un ataque con todas sus fuerzas a vencer o morir, y efectivamente se colocan al frente de sus respectivos ejércitos, inspirando el ataque que los condujo con mucha fuerza como una inundación hasta la mismísima tienda del califa Muhammad Al-Nasir. Este acto de valentía y de desesperación movido por la posibilidad de perder esa batalla y abrir las puertas a una completa invasión musulmana hasta la misma ciudad de Aragón, logró inclinar la balanza a favor de los cristianos en esta batalla con categoría de cruzada.

Las tropas cristianas se lanzan con todo, primero apoyan a las tropas de López de Haro que heroicamente sostienen y detienen el intento envolvente de la caballería almohade, luego la caballería e infantería cristiana rompen la primera fila musulmana, luego la segunda línea, las caballerías pesadas de los tres reinos ataca simultáneamente por los flancos y el centro con tal fuerza que crean una desbandada musulmana y llevaban tal empuje, que dos avanzadas de caballería la de Navarra y la de Castilla, llegan hasta la gran tienda roja de Al-Nasir y masacran a la guardia personal y fuerza de élite del califa, quien según se escribió apenas logró huir por su vida.

Se dice en historias tardías que los de Navarra fueron quienes rompieron ciertas cadenas que protegían la gran tienda de campaña del califa y matan a espada a la guardia negra que la protegía, aunque esta anécdota no tiene fundamento sólido, lo cierto es que el escudo de Navarra se le incorporó una cadena, haciendo alusión a este relato.

El califa Miramamolín huye hacia Baeza con el resto de su ejército, mueren miles de hombres, se cree que unos 90.000 de musulmanes y unos 5.000 cristianos. Esta famosa batalla es recordada como una parte decisiva en la derrota final del imperio almohade, que trajo como consecuencia el declive de los musulmanes en la península ibérica, finalmente siendo desterrada.

Consecuencias de la Batalla de las Navas de Tolosa

Las consecuencias inmediatas de esta decisiva batalla de Las Navas de Tolosa, fue que recuperaron los de la cristiandad uno a uno las fortalezas, castillos y espacios que habían permanecido en manos de los musulmanes e incluso iniciando una cristianización de la zona sur de la península ibérica, pero esto no terminó las guerras de la reconquista. Las consecuencias a largo plazo fueron más notables, desde ese año las fuerzas de combate de los musulmanes ya no fue la misma, de hecho se dice que no volvieron a recuperarse después de esta importantísima batalla.

Sin embargo, no debemos entender que allí terminó todo, es verdad que esta batalla estableció la superioridad de los dominios de la cristiandad en la península gracias a que unieron fuerzas para enfrentar a los invasores islamistas, que ya llevaban más de 4 siglos allí, pero no fue sino hasta el año 1492 cuando se declaró en fin de la Reconquista de las tierras invadidas por los musulmanes con la entrega del reino de Granada a los Reyes católicos Fernando II rey de Aragón e Isabel I reina de Castilla.

¿Quién fue el vencedor de la Batalla de Navas de Tolosa?

Se considera una gran victoria para la causa de la Reconquista Ibérica esta batalla de Las Navas de Tolosa, es una batalla muy bien documentada tanto de parte de los cristianos como de parte de los musulmanes. El gran vencedor de esta batalla fue, sin duda alguna, las tropas aliadas de los tres reyes Alfonso VIII, Pedro II y Sancho VII.

Pero, por otro lado, también la iglesia representada por el arzobispo de Toledo Rodrigo Jiménez de Rada fue vencedora, porque por intermediación de él, Alfonso VIII pudo apelar al papa Inocencio III quien logró o ayudó a unir a aquellos reyes y convocar tropas de toda Europa para apoyarlos declarando ésta una guerra santa en defensa de la causa cristiana, y ciertamente vino el apoyo de caballeros y señores feudales de muchas regiones.

Leave a Reply