Batalla de Tucumán

Batalla de Tucumán
5 (100%) 1 voto

Como resultado de la revolución de mayo de 1810, la ciudad de Buenos Aires que fungía como capital del virreinato español, quedó bajo el dominio criollo. Este alzamiento tuvo como consecuencia la destitución del virrey Baltasar Hidalgo, quien había recibido tal posición por la corona española.

Fue de esta manera como inicia de manera indetenible el proceso de independencia Argentina, movimiento que vería resultados positivos luego de muchas batallas libertarias. Ya para el año 1812, Manuel Belgrano se hizo cargo del ejército del norte el cual se hallaba diezmado y disminuido a causa de las batallas libradas en el alto Perú. Por tal razón, Belgrano estaba huyendo de las fuerzas realistas.

Lectura recomendada: Tercios Españoles

Sin embargo, al llegar a la población de San Miguel de Tucumán, el ejército del norte decide hacerle frente a los realistas, batalla en la que a pesar de tener en contra una disminuida cantidad de combatientes en comparación con los realistas que los doblaban en número, lograron obtener la victoria.

Fecha de la Batalla de Tucumán

La batalla de Tucumán tuvo una duración de dos días, desarrollándose durante el 24 y 25 de septiembre de 1812 en la población de San Miguel de Tucumán. A pesar de que las tropas realistas dirigidas por el brigadier Juan Pío Tristán doblaban en número a las fuerzas libertarias dirigidas por Manuel Belgrano, estos pudieron prevalecer en la batalla y mantener el dominio sobre la población de Tucumán.

Antecedentes de la Batalla de Tucumán

En vista de que el ejército realista comandado por Tristán se encontraban marchando hacia el sur con alrededor de 3000 soldados, Belgrano dictó un decreto en el que exigió a los pobladores de Jujuy abandonar el pueblo. Esta estrategia fue usada por Belgrano con el fin de evitar que las líneas realistas obtuviesen algún tipo de provisiones y resguardo en la población de Jujuy.

Conoce más sobre: Guerras de Independencias Hispanoamericanas

Luego de que Belgrano llega a Tucumán y se entera de que su segundo al mando, Eustoquio Díaz Vélez había obtenido una victoria sobre los realistas en la localidad de Las Piedras, se sintió impulsado a detenerse en Tucumán para esperar al ejército realista y hacerles frente. A pesar de que Bernardino Rivadavia dio órdenes a Belgrano de retirase hasta la población de Córdoba, este decidió emprender la batalla al recibir apoyo de Díaz Vélez y de los pobladores de Tucumán.

Desarrollo de la Batalla de Tucumán

Batalla de Tucumán

Temprano en la mañana del 24 de septiembre de 1812, el general Manuel Belgrano se encontraba haciendo plegarias a la virgen a fin de obtener la victoria ante el avance del ejército realista. Para ese instante, Tristán avanzaba su marcha hacia la población de Tucumán rodeándola a través del camino Real del Perú.

Como estrategia Belgrano había apostado guardas y artillería alrededor de la ciudad con el fin de protegerla ante una posible toma por parte del ejército realista (Imperio Español). Por otra parte, Belgrano sale con una gran parte de su ejército a hacerle frente a los realistas. El enfrentamiento comienza cuando el artillero patriota Von Holmberg descarga toda su artillería sobre el ejército realista. Este ataque tomó desprevenidos a los realistas, quienes no se habían podido posicionar y organizar apropiadamente ya que se encontraban en marcha, propiciando desorden y confusión en las filas realistas.

Como estrategia Belgrano organizó la caballería hacia los dos laterales de su ejército. Estos tenían la misión de entrar a los costados del ejército realista hasta llegar a su retaguardia a fin de rodearlos y desestabilizar su ataque y defensa. Por otra parte, dispuso a su infantería en tres columnas las cuales recibirían apoyo de la caballería. La artillería se encontraba dispuesta entre las columnas de infantería con la idea de efectuar un ataque envolvente a pesar de ser minoría frente a los realistas.

Lecturas bélicas recomendadas: Guerra de las Malvinas / Batalla de Puebla

En medio del ataque los realistas perdieron las mulas que estaban cargadas de municiones, metales preciosos y provisiones, las cuales fueron tomadas por soldados patriotas que rompieron formación para tomar posesión del botín de guerra sin aun terminar la batalla. Sin embargo, la batalla tenía dos escenarios, aunque por un lado estaban dominando los patriotas, en el otro frente dominaban los realistas. Aun así, los patriotas siguieron su acometida bélica con gallardía en medio de la confusión.

Finalmente, Tristán al llegar a los bordes de la ciudad y se da cuenta que no está obteniendo la victoria que creía tener en su mano una vez que se entera que los patriotas tenían capturados alrededor de 400 soldados realista. Aunado a esta situación, una bandada de langostas confundió a los realistas al interferir en su visión, lo que impidió que notaran que el ejército patriota era de menor número.

En vista de las perdidas, enredo y desorganización, los realistas emprendieron su retirada, quedando la ciudad de Tucumán de manera definitiva bajo el dominio patriota. Finalmente, Tristán huyó hacia Salta mientras Díaz Vélez lo seguía, mientras tomaba prisioneros de guerra y rescataba a los prisioneros patriotas.

Personajes de la Batalla de Tucumán

  • Manuel Belgrano: Nació en Buenos Aires el 3 de junio de 1770 y murió el 20 de junio de 1820 en su ciudad natal. Tuvo una vida diversificada en la que pudo desempeñarse como abogado, economista, político y militar. Participó en distintas batallas que defendían la independencia de Argentina del dominio español, entre ellas la defensa de Buenos Aires y la Batalla de Tucumán. Fue uno de los impulsores de la Revolución de Mayo con la cual se logró la destitución del virrey español Baltasar Hidalgo.
  • Eustoquio Díaz Vélez: Nació en Buenos Aires el 2 de noviembre de 1782 y murió en el mismo lugar el 1 de abril de 1856. Se desempeñó como militar, participando en distintos movimientos libertarios en argentina y guerras civiles. Participó en la lucha contra las invasiones inglesas, en la Revolución de Mayo, en la primera y segunda campaña del Alto Perú.
  • Juan Pío Tristán: Nació en Arequipa el 11 de julio de 1773 y murió en Lima el 24 de agosto de 1859. Fue un militar y político Peruano que apoyó la causa realista en distintas batallas independentistas que tuvieron lugar en Hispanoamérica. Llego a ser virrey, siendo así el último representante de la corona de España en Perú.

Biografías recomendadas: San Martin / Simón Bolivar / Baldomero Espartero

Consecuencias de la Batalla de Tucumán

Aunque en las tropas patriotas se presentaron alrededor de 100 muertes, la peor parte la recibió el ejército realista quienes perdieron más de 400 soldados y alrededor de 600 fueron puestos prisioneros. Además, los realistas perdieron una parte importantísima de su equipamiento de artillería, la cual fue tomada por Díaz Vélez junto a un grupo de infantería. Igualmente, los realistas perdieron caballos, animales de carga, provisiones alimenticias y metales de gran valor.

La Batalla de Tucumán fue de gran importancia porque se consagró como una de las victorias más importantes que tuvieron los patriotas. Esto les permitió establecer el dominio en la zona y sumar presencia en las áreas que eran dominadas por los realistas.

Leave a Reply