Batalla de Trafalgar

Batalla de Trafalgar
4.4 (87.69%) 13 votos

La Batalla de Trafalgar, que tuvo lugar el 21 de octubre de 1805, fue una de las batallas más importantes del siglo XIX ya que tuvo relación y participación directa en las Guerras napoleónicas; estas reciben ese nombre por el famoso Napoleón I Bonaparte, quien reinó en Francia.

Resumen corto de la Batalla de Trafalgar

¿Cuándo y dónde ocurrió la Batalla de Trafalgar?

Como ya mencionamos previamente, este enfrentamiento se realizó el 21 de octubre de 1805, y formó parte de las Guerras napoleónicas. El lugar de la batalla fue en las costas del Cabo Trafalgar, que queda en Los Caños de Meca, municipio Barbate, Cádiz, España.

¿Quiénes participaron en la Batalla de Trafalgar?

En la Batalla de Trafalgar se enfrentaron las fuerzas navales franco-españolas (Francia y España) con las del Reino Unido.

Articulo Relacionado: Imperio Español

Las tres flotas en la Batalla de Trafalgar

Flota española

Los buques no estaban en buen estado, tuvieron que repararlos ellos mismos. De hecho, no iban a poder soportar un ataque prolongado contra flotas modernas. La tripulación no era la esperada debido a la fiebre amarilla, así que se reclutó a campesinos, mendigos, reclusos liberados, soldados de infantería, entre otros. El capitán Federico Gravina y Napoli fue quien se encargó de dirigir la flota española. El segundo al mando fue el teniente Ignacio María Álava.

Flota francesa

La flota francesa era una de las mejores de la época, con embarcaciones modernas y poderosas que resultaban invencibles si eran bien dirigidas. Sin embargo, los oficiales al mando no eran muy experimentados ni capacitados, debido a que los anteriores habían sido ejecutados después de la Revolución Francesa. Al mando estaba el vicealmirante Pierre Charles Silvestre de Villeneuve, mientras que el contraalmirante Charles-René Magon de Médine se desempeñó como segundo al mando.

Flota británica

La flota británica estaba bien conservada, pero tenía la desventaja de ser inferior en número, ya que habían perdido varios buques en batallas. La tripulación estaba muy capacitada tanto a nivel marítimo como a nivel de combate, con muchos años de experiencia en batallas anteriores. El vicealmirante Horatio Nelson fue el encargado de dirigir la flota con su mano derecha el vicealmirante Cuthbert Collingwood, quienes eran unas leyendas en el Reino Unido y Europa.

Antecedentes de la Batalla de Trafalgar

Para saber las causas de la Batalla de Trafalgar, primero hay que conocer el contexto de los hechos. Recordemos, nuevamente, que se llevó a cabo durante el tiempo en el que se hizo la tercera coalición, liderada por Reino Unido, teniendo como aliados a Nápoles, Austria, Rusia y Suecia. Esta coalición tenía como objetivo derrocar a Napoleón Bonaparte del trono imperial para así lograr el dominio del continente, al mismo tiempo disolviendo sus fuerzas militares.

¿Por qué pretendían los británicos acabar con la influencia francesa? Pues, Napoleón había infringido el Tratado de Amiens al invadir a Piamonte, un estado italiano; el Tratado de Amiens era un acuerdo de paz entre la Primera República Francesa y el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda. La invasión de Piamonte resultó en la intervención de Gran Bretaña, lo que significó el comienzo de una nueva guerra entre Francia y Gran Bretaña, el 18 de mayo de 1803.

A raíz de esta intervención surgió el deseo de Napoleón de terminar con el bloqueo naval de Gran Bretaña, y para lograrlo pensó en invadir Inglaterra. Para lograr su objetivo, Napoleón planificó distraer a la flota británica – junto a las fuerzas aliadas españolas – del canal de la Mancha, haciendo que se dirigieran a las Indias Occidentales. Cabe destacar que el canal de la Mancha es el estrecho de mar que separa a Francia de Inglaterra; aunque también separa a España del país británico, la mayor cercanía es con Francia.

Por lo tanto, al alejar a la flota británica del canal de la Mancha, Napoleón buscaba la entrada al territorio inglés. Pero la distracción que planeaba no fue exitosa. Los franceses buscaban irse por el canal de la Mancha y así dar paso a la Grande Armée, el ejército francés que tenía como finalidad invadir Gran Bretaña. Pero este intento fue un fracaso, ya que las fuerzas navales británicas derrotaron las de la alianza franco-española en la Batalla de Finisterre el 22 de julio de 1805 y así impidieron su acceso al territorio británico.

Causas de la Batalla de Trafalgar

Después de la derrota en la Batalla de Finisterre, Napoleón ordenó a Pierre Villeneuve irse al puerto de Cádiz, con la intención de navegar a Trafalgar posteriormente, el 19 de octubre del mismo año (1805). Sin embargo, el viaje fue interrumpido por el Vicealmirante Horatio Nelson y su flota, quienes los bloquearon en Cádiz.

Al saber esto, Bonaparte ordenó a Villeneuve dirigirse a Nápoles, y de esta manera despejar la flota británica del Mediterráneo. No obstante, Villeneuve decidió no obedecer la orden, quedándose en el puerto de Cádiz. Por desobedecer el mandato, Napoleón optó por destituir a Villeneuve del cargo a mediados de octubre, teniendo en mente colocar al almirante François Étienne de Rosily-Mesros en su puesto; por otro lado, Villeneuve sería enviado a París a rendir cuentas ante la realeza.

Villeneuve se enteró de las intenciones de Bonaparte, razón por la que partió con la flota combinada el 18 del mismo mes, antes que llegara su suplente. Fue entonces cuando la flota franco-española se encontró con la flota británica al mando de Nelson en el Cabo de Trafalgar. El 21 de octubre comenzó el enfrentamiento naval: la Batalla de Trafalgar.

Desarrollo de la Batalla de Trafalgar

Al iniciar los primeros disparos, Villeneuve comienza a izar el gallardete de su buque, mientras Nelson ordena atacar más de cerca. A las 12:04 el buque inglés Victory estaba recibiendo disparos por los costados de parte de la flota francesa del Héros, Bucentaure y Redoutable, a lo que se sumó el gran buque español Santísima Trinidad. Mientras disparaban con los cañones, tanto franceses como españoles disparaban hacia la cubierta del buque inglés, acabando con el timón y con varios ingleses como John Scott, secretario del vicealmirante.

Pero entonces sucede algo inesperado por los franceses, ya que Nelson dirige el Victory hacia la popa del Bucentaure y comienza a abrir fuego con doble carga, logrando desmontar unos 20 cañones y acabando con la vida de la mayoría de los tripulantes. El plan de Nelson había dado fruto y la línea de ataque francoespañola se vino abajo, convirtiendo la batalla en una lucha buque a buque.

A las 13:10 se encontraba el buque Redoutable frente al Victory luchando ferozmente logrando acabar con la vida de unos 40 infantes de marina ingleses. Un francotirador logró acertar un disparo sobre Nelson y causarle gran daño, mientras los franceses recibían cañonazos por ambos costados.

A las 13:40 el Redoutable había sido barrido casi por completo, mientras que Lucas logró deteriorar al buque inglés tanto como a su mismo buque, hasta finalmente rendirse. Además, el Santísima Trinidad español también había sido derrotado y acabado por completo, pero no logró ser tomado por los ingleses sino hasta varias horas después. Luego de la rendición de la capitana del Villeneuve, lamentablemente el vicealmirante Horatio Nelson muere debido a la herida de bala. Así termina la Batalla de Trafalgar.

Personajes importantes de la Batalla de Trafalgar

Los personajes más importantes de la Batalla de Trafalgar fueron:

Flota francesa-española

  • Vicealmirante Pierre Villeneuve
  • Contraalmirante Charles René Magon de Médine
  • Teniente General Federico Gravina
  • Mayor Antonio de Escaño
  • Francisco de Javier de Uriarte y Borja
  • Brigadier Cayetano Valdés
  • Brigadier Dionisio Alcalá Galiano
  • Brigadier Cosme de Churruca
  • Teniente Ignacio María de Álava
  • Capitán Francisco Alcedo y Bustamante
  • Jefe Baltasar Hidalgo de Cisneros

Flota británica

  • Vicealmirante Horatio Nelson
  • Vicealmirante Cuthbert Collingwood

¿Quién ganó la Batalla de Trafalgar?

La victoria fue de la flota británica. Sin embargo, se perdieron vidas de ambos bandos. De hecho, fue una de las batallas de las Guerras napoleónicas más sangrientas de todas. Los británicos perdieron unos 449 hombres en la batalla, junto con 1241 heridos. Dentro de las bajas de la batalla estuvo el mismo Vicealmirante Nelson, quien fue herido a las 13:25, y sucumbió a las 16:30, aproximadamente. Para cuando murió ya se había proclamado la victoria británica.

Ahora bien, la escuadra franco-española sufrió 3240 bajas, 2538 heridos, 7000 prisioneros, y la pérdida de 22 navíos. Entre las bajas más destacadas estuvieron el Contraalmirante Magon, el Brigadier Galiano, el Brigadier Churruca y el Capitán Alcedo.

Consecuencias de la Batalla de Trafalgar

Esta batalla – aunque relevante – no tuvo un rol decisivo en el derrocamiento del poder francés en el continente europeo. De hecho, la estocada final del I imperio francés comandado por Napoleón fue en la Batalla de Waterloo, considerada su ‘derrota final’.

La Batalla de Trafalgar fue un evento importantísimo para detener la propagación del imperio napoleónico en el Mediterráneo y el continente entero. Aunque una potencial derrota británica no hubiera terminado la guerra a favor de Francia, sí que fue un importante avance para Gran Bretaña con miras a consolidar su imperio.

Leave a Reply