Batalla de Solferino

Batalla de Solferino
5 (100%) 1 voto

Una de las batallas más recordadas de esta campaña independentista-reunificadora, la Unificación de las Provincias de Italia, es la Batalla de Solferino. Se libró el 24 de junio de 1859.

La Unificación de las provincias de Italia fue uno de los cambios políticos más destacados del siglo XIX. El territorio que ahora se conoce como la República Italiana, estaba dividido en diversas provincias, dentro de las cuales destacaremos al Reino de Piamonte-Cerdeña.

Esta provincia tuvo el rol más importante en la Unificación Italiana; junto con el imperio francés, lucharon en contra del imperio austríaco en la Segunda guerra de independencia italiana (Imperio Italiano).

¿Cuándo y dónde ocurrió la Batalla de Solferino?

La Batalla de Solferino tuvo lugar el 24 de junio de 1859, y el lugar donde se desarrolló fue en el pueblo de Solferino, que quedaba en la provincia de Lombardía. Para aquel entonces, Lombardía estaba bajo el poder del imperio austríaco.

Causas de la Batalla de Solferino

Piamonte-Cerdeña tenía la intención de recuperar la zona de Lombardía del dominio austríaco. Para lograr tal objetivo, eran conscientes de que necesitaban una alianza; más tomando en cuenta que habían sido derrotados en la Primera guerra de independencia italiana. Así que optaron por aliarse con el imperio francés, el cual estaba al mando del emperador Napoleón III.

Biografía recomendada: Napoleón Bonaparte

Camilo Benso, el primer ministro del Reino de Cerdeña-Piamonte – también llamado el conde de Cavour – y Napoleón III se reunieron para firmar un tratado secreto (el tratado secreto de Turín) de alianza en contra de los austríacos en Plombières; si los sardos (piamonteses) eran atacados primero por Austria, Francia intervendría y ayudaría al Reino de Cerdeña-Piamonte. Claro, esto también tendría una recompensa para los franceses: si lograban la victoria como alianza, Cerdeña-Piamonte le cedería a Francia las regiones de Saboya y Niza (que son territorio francés en la actualidad). Además, Austria era uno de los principales enemigos de Francia.

Sin embargo, Cavour no quería que Francia pareciera agresor; así que decidió provocar al imperio austríaco con algunas maniobras militares. Logró su objetivo, pues Austria proclamó un ultimátum hacia Turín, capital del Reino de Cerdeña-Piamonte, el 23 de abril de 1859. Obviamente, los sardos hicieron caso omiso al ultimátum, lo que desencadenó la guerra de Austria con Cerdeña. Y, dentro de esta guerra, se produjo la Batalla de Solferino.

Conoce más sobre: Los Tercios Españoles

¿Quiénes participaron en la Batalla de Solferino?

En la Batalla de Solferino combatieron las fuerzas armadas del Reino de Cerdeña-Piamonte aliadas con el II Imperio francés, en contra del Imperio austríaco.

Personajes importantes de la Batalla de Solferino

Los personajes más destacados de este conflicto armado fueron:

  • Víctor Manuel II (Rey de Cerdeña)
  • Napoleón III (emperador francés)
  • Francisco José I (emperador de Austria)

¿Quién ganó la Batalla de Solferino?

Los aliados sardos-franceses se llevaron la victoria en este enfrentamiento.

Desarrollo de la Batalla de Solferino

Esta batalla fue algo extensa, durando alrededor de 9 horas en total. Los aliados, con una armada de unos 118.600 hombres, impusieron su poder en contra de los austríacos, que rondaban los 100.000. La batalla fue difícil y larga, pero después de un tiempo, las fuerzas austríacas decidieron rendirse.

Este conflicto fue uno de los más letales de todos: resultó en casi 2.500 aliados y más de 3.000 austríacos muertos. Ahora bien, los heridos fueron muchos más: 12.512 de parte de los aliados y 10.807 de parte de los austríacos.

Consecuencias de la Batalla de Solferino

Recordemos que, para ese entonces, Solferino estaba bajo el dominio austríaco, pues se encontraba en Lombardía. Unos meses después de la derrota en Solferino, entre el 10 y el 11 de noviembre de 1859, Austria decidió firmar un tratado de paz en Zúrich. Tras esto, la zona de Lombardía fue cedida a Francia; en 1860, Cerdeña anexó a Lombardía a su territorio, pero fue necesario ceder Niza y Saboya por el acuerdo al que habían llegado con el imperio francés.

Esta victoria fue el primer paso – y una muy importante – para el proceso de Unificación de las provincias italianas, y para la independencia italiana.

Después de ver los lamentables resultados de la batalla, la gran cantidad de heridos y muertos (cada vez más personas morían por falta de atención médica), Henri Dunant decidió ayudarlos junto con algunos lugareños, usando la frase “Tutti fratelli” (todos somos hermanos). A raíz de este momento, Dunant llegó a la conclusión de que hacía falta una organización que ayudara a las personas heridas, sin importar el bando del que fueran. De esta idea surgió posteriormente el Comité Internacional de la Cruz Roja.

Leave a Reply