Batalla de Friedland

Batalla de Friedland
5 (100%) 1 voto

La Batalla de Friedland resultó ser importante para contribuir al poder y prestigio que el emperador Napoleón I se había estado ganando en Europa. Una vez más el Gran Corzo demostró gran habilidad en el campo de batalla. Veamos más detalles sobre este enfrentamiento militar.

¿Quiénes participaron en la Batalla de Friedland?

La Batalla de Friedland se llevó a cabo entre las fuerzas francesas del Grande Armée, comandadas por el Gran Corzo Napoleón Bonaparte contra las tropas rusas que estaban dirigidas por el zar Alejandro I. Esta batalla se llevó a cabo durante las Guerras Napoleónicas.

El ejército de Napoleón se hallaba de camino a la ciudad de Friedland, pero se encontraba dividido en varias rutas. Por otro lado, el día anterior al enfrentamiento el ejército ruso se había estado movilizando hacia Friedland y haciendo que la caballería francesa se movilizara hacia la parte oeste de la región. Por eso, debido a que el ejército de Francia aún no estaba completo ni totalmente organizado, el primer choque se produjo como producto de la casualidad.

¿Cuándo y dónde tuvo lugar la Batalla de Friedland?

Este enfrentamiento se llevó a cabo a lo largo del día 14 de junio del año 1807 en lo que en aquel entonces era la ciudad Friedland, una ciudad del Reino de Prusia. Actualmente, esa región pertenece a Rusia bajo el nombre de Právdinsk, ubicada al suroeste de la ciudad de Kaliningrado.

Los que primero se enfrentaron a los rusos fueron las tropas comandadas por el mariscal Jean Lannes, quien era el guardia de avanzada en aquel momento. Esto sucedió en pleno bosque de Sortlack y también frente a la región de Posthenen a primeras horas de la madrugada. Ambos ejércitos cubrieron las líneas de batalla con su caballería. Luego, se produjo una carrera por parte de los escuadrones a fin de apoderarse de la zona de Heinrichsdorf, una de las más ventajosas, la cual terminó siendo ganada por los franceses.

Desarrollo de la Batalla de Friedland

Batalla de Friedland

Causas de la Batalla de Friedland

La Batalla de Friedland, al igual que la de Austerlitz, se produjo debido a las malas relaciones que tenían franceses y británicos, riña que quedó manifiesta en el Decreto de Berlín, emitido el día 21 de noviembre de 1806, donde Napoleón I declaró su deseo de acabar con Gran Bretaña valiéndose de un bloqueo económico.

Napoleón amenazó a todos los países que quisieran ponerse de parte de Gran Bretaña, considerándolos sus enemigos si hacían tal cosa. A pesar de estas serias amenazas y el respeto que se había ganado como gran estratega militar, tanto el rey de Prusia Federico Guillermo como el zar Alejandro I se aliaron el 25 de abril de 1807 para hacer frente a Napoleón I.

Lecturas recomendadas: Revolución Francesa & La Gran Depresión de 1929

Ambos dirigentes se comprometieron a darle la espalda a Napoleón I y no firmar acuerdos de ninguna clase hasta ver a Francia expulsada de sus territorios y de vuelta al lugar de donde había salido, al otro lado del río Rin. Al enterarse de esto, Napoleón I se resolvió a aplastar de una vez por todas a los ejércitos de Rusia y Prusia con todas sus fuerzas.

Consecuencias de la Batalla de Friedland

Luego de la batalla y su resultado desfavorable para los rusos, el zar Alejandro I decide hacer un intento de paz y hasta de alianza con Napoleón I. Tan solo unos diez días después, ambos gobernantes estaban en una balsa en el río Nemen discutiendo los acuerdos por varias horas, mientras Federico Guillermo esperaba en la orilla la decisión final. Una de las ideas propuestas por Napoleón fue la de retomar uno de los principios principales de la Liga de Neutralidad Armada, la cual buscaba cerrarle el paso a los buques británicos por el mar Báltico. Al zar Alejandro I le pareció razonable y cerraron así el acuerdo.

Adicionalmente, Federico Guillermo también decidió tan solo dos días más tarde llegar a un acuerdo con Napoleón I, estableciendo que Prusia ya no controlaría la región oeste del Elba, la zona sur del oriente de Prusia y tampoco las provincias polacas que se añadieron a sus dominios el año 1743. De esta forma, Prusia se vio reducida a tan solo la mitad de todo el territorio que tenía bajo sus dominios. Además, se unían tanto Prusia, como Rusia a la causa francesa de ir en contra de Gran Bretaña. Este fue el punto más alto de poder y prestigio alcanzado por el Gran Corzo.

Otra de las consecuencias fue la pérdida de soldados y pertrechos de guerra por parte de ambos bandos de la batalla. Nuevamente la peor parte fue para los enemigos de Francia. Por el lado de Francia se calcula que sufrieron un 14% de bajas, lo que se traduce en unos 12.100 soldados de los 86.000 que conformaban el Grande Armée, mientras que del lado ruso se perdieron unos 10.000 hombres en batalla, lo cual representaba un 21% de las tropas.

Vencedor de la Batalla de Friedland

La iniciativa la tomó el general Bennigsen, el cual tenía un enorme deseo de hacerse un nombre importante en esta batalla, acabando de una vez por todas con el poderoso enemigo de Europa, Napoleón I y su Grande Armée. Así que, Bennigsen dirigió su ofensiva con mucha prontitud e impulsividad contra el mariscal Jean Lannes, quien dirigía las tropas francesas en esta batalla.

Lecturas bélicas recomendadas: Primera Guerra Mundial & Segunda Guerra Mundial

Bennigsen se sentía sumamente confiado debido a que tenía superioridad numérica frente  a Lannes, pero este último supo cómo contener el ataque propiciado por el ejército ruso. Luego, recibió refuerzos por parte de Napoleón de 53.000 hombres más. Fue en ese momento de sorpresa y desesperación donde Bennigsen comete un error que pagará muy caro: decide replegarse a la orilla del río Alle. En este lugar, los franceses lograron acorralar fácilmente a los rusos y así masacrar de forma literal a Bennigsen y sus tropas.

Así que, el vencedor de esta Batalla de Friedland resultó ser Napoleón I y sus tropas ante una fuerza rusa muy mal organizada y que cometió un error imperdonable.

Leave a Reply