Batalla de Boyacá

Batalla de Boyacá
4.5 (90.3%) 134 votos

La independencia de Colombia fue algo progresivo, resultado de importantes sucesos, como lo fue la Batalla de Boyacá, que fue decisivo para la independización de la república.

Este enfrentamiento bélico fue llevado a cabo el 7 de agosto de 1819 en el cruce del río Teatinos, el cual queda en el municipio Tunja, en el departamento de Boyacá.

La batalla de Boyacá ocurrió el 7 de Agosto de 1819

Causas de la Batalla de Boyacá

Este enfrentamiento fue la culminación exitosa de la Campaña Libertadora de Nueva Granada, una campaña liderada por Bolívar que tenía como objetivo liberar a Nueva Granada (lo que ahora es Colombia) del dominio del Imperio Español. El resultado de dicha liberación sería la creación de la República de Colombia, lo que comprendería el Virreinato de Nueva Granada, la Capitanía General de Venezuela y la Real Audiencia de Quito. Todos estos territorios estaban dominados completamente por los españoles (excepto el sur y oriente de Venezuela).

Las tropas independentistas, liderados por el general venezolano Simón Bolívar, buscaban desprenderse por completo del ejército realista y el dominio que querían imponer en su tierra los españoles. En síntesis, una disputa territorial fue lo que originó la Batalla de Boyacá.

Desarrollo de la Batalla de Boyacá

En la población de Tunja, en la cordillera de los Andes el día sábado, 7 de agosto de 1819 tuvo lugar esta guerra luego de una intensa campaña que evolucionó desde Venezuela hasta la región colombiana de Boyacá con Simón Bolívar al mando. Las intenciones por parte de sus adversarios, es decir, los miembros del ejército realista, eran dirigirse hacia la ciudad principal de Nueva Granada para establecer un grupo lo suficientemente fuerte que pudiera hacer frente a los avances de Bolívar y todos aquellos que lo apoyaban en su lucha por la independencia de la influencia y gobierno de la corona española.

A fin de cumplir con sus objetivos, los realistas, quienes seguían las órdenes de José María Barreiro, jefe al mando de los españoles, tenían que transitar por el puente del Camino Real ubicado en Boyacá. Los miembros del ejército patriota estaban en pleno conocimiento de los movimientos de sus enemigos, por lo que se habían preparado para enfrentarlos. A su mando, Simón Bolívar contaba con 2.850 hombres entre los cuales se encontraban indígenas, negros, zambos, mulatos, mestizos y criollos, los cuales eran considerados como los miembros de menor importancia en la sociedad. Mientras que el ejército español estaba compuesto por más de 2.600 participantes que aparte de armados, estaban entrenados para la guerra.

Desde los lugares más altos de Tunja, los independistas observaban con detenimiento a sus contrarios acercarse al puente Boyacá, por lo que decidieron en ese momento tomar acciones y paralizar su avance. Para ello, usaron la táctica de la emboscada, lo que dio comienzo al enfrentamiento alrededor de media mañana.

Durante la batalla, distintas divisiones que apoyaban a cada bando se unían a medida que ésta se prolongaba. Los momentos más intensos se vivieron después de las dos de la tarde cuando un grupo de militares a caballo junto con Andrés Ibarra sorprendieron a los españoles mientras descansaban para comer. Por otro lado, Francisco Santander, quien también formaba parte de los patriotas, acorraló a otra parte del ejército realista en el puente Boyacá. Sin embargo, el apoyo que necesitaban los realistas no tardó en llegar, pues en ese momento recibieron refuerzos que comenzaron la ofensiva ante Bolívar, quienes también recibieron el soporte de un grupo más de independentistas que arribaron al campo de batalla conocidos como Primero de línea y Cazadores.

Aproximadamente a las 3 de la tarde, parecía que había dos contiendas simultáneas. Los patriotas tenían en cada extremo a un grupo de realistas quienes se hallaban acorralados frente al río Teatinos, mientras que los demás en la zona plana que conducía a Samacá, lo cual los debilitó, y mucho más cuando se adicionaron a la riña un grupo de lanceros liderados por Juan José Rondón. En este punto, los españoles estaban absolutamente rodeados. A pesar de los esfuerzos de Barreiro por mantener un frente firme, los patriotas parecían adivinar sus movimientos y le obstaculizaban el avance de forma rápida, de manera que no tenían oportunidad de generar nuevas tácticas de defensa. Por ende, llegadas las 4 de la tarde de ese mismo día, los realistas alzaron la bandera blanca en símbolo de rendición.

Consecuencias de la batalla de Boyacá

El Brigadier José María Barreiro puso en marcha al ejército realista en la mañana del 7 de agosto desde Motavita hacia Bogotá. La finalidad de este viaje era combinar sus fuerzas con las del virrey Sámano para crear un poderoso frente militar y así combatir a Bolívar y el ejército independentista. Barreiro decidió ir por el puente de Boyacá. Al enterarse de esto, Bolívar reunió a sus hombres y los condujo hacia el puente de Boyacá para impedir el paso de los realistas a Bogotá.

En total, eran unos 2.850 hombres que conformaban el ejército independentista liderado por Simón Bolívar. Sin embargo, en la batalla, se dividieron en dos grupos. La vanguardia, comandado por Francisco de Paula Santander, y la retaguardia, comandado por José Antonio Anzoátegui.

Las tropas del ejército independentista estaban compuestas por hombres de todo tipo: mestizos, mulatos, negros, criollos, zambos, indígenas… en fin, muchos eran personas pobres, e incluso mal vestidas. Los granadinos dieron su apoyo en la batalla al ejército independentista, especialmente los campesinos de la zona. Por otro lado, las tropas realistas estaban conformadas por hombres americanos nativos, unos 2.670 en total.

Desplegando una sorprendente táctica militar y organización en conjunto, las tropas independentistas llevaron a cabo un intenso combate, que hizo que la vanguardia y retaguardia del ejército realista se rindieran. La batalla terminó a las 4 de la tarde del mismo día.

¿Cuáles fueron los antecedentes de la Batalla de Boyacá?

Luego de la sufrida victoria del ejército independentista en la Batalla del Pantano de Vargas, el ejército independentista logró cortar temporalmente el viaje del ejército realista a Santafé de Bogotá. Además, esta importante victoria resultó en un gran impulso anímico para las tropas republicanas (independistas), razón por el cual lucharon con todo su ímpetu en contra del ejército realista en la Batalla de Boyacá, que vino poco después.

Resultados de la Batalla de Boyacá

Los resultados de la Batalla de Boyacá se ven hasta nuestros días: se logró la independencia de Colombia. El dominio del Virreinato de Nueva Granada pasó a estar en manos de venezolanos-neogranadinos, incluyendo la capital. Aunque en las provincias Pasto y Santa María los realistas resistieron unos años más, no fue suficiente. Después de la Batalla de Boyacá se abrieron las puertas para la inclusión de Venezuela junto con Nueva Granada en la nueva República de Colombia.

No sólo fue una batalla decisiva para la República de Colombia, sino también para el continente entero; fue una de las guerras de emancipación de América Latina más importantes. Es decir, tuvo un rol bastante importante en la liberación de América Latina de manos de los europeos.

¿Cuántos soldados murieron en la Batalla de Boyacá?

En comparación a otras batallas de la Campaña Libertadora de Nueva Granada, en la Batalla de Boyacá no murieron tantos, relativamente: aproximadamente 100 soldados realistas y 13 independentistas perdieron la vida. En cuanto a heridos, hubo unos 150 de parte de los realistas y 53 de parte de los patriotas.

Leave a Reply